Larrivey

Liga chilena tiene los artilleros más viejos

01.02.20 UNIVERSIDAD DE CHILE VS CURICO UNIDO SEGUNDA FECHA CAMPEONATO NACIONAL 2020 ESTADIO NACIONAL JULIO MARTINEZ P. FOTO: LUIS FELIPE QUINTANA S.

Autor: La Cuarta

Tomando los primeros cinco goleadores, el torneo nacional supera a las otras 9 ligas de Sudamérica. “Falta de ritmo” y “calidad de los refuerzos”, son las opiniones que se repiten entre los especialistas.


La plena vigencia de un jugador de 40 años, como los tiene bien cumplidos Esteban Paredes, no es un hecho aislado en el campeonato chileno. Si se toma en cuenta la edad de los primeros cinco máximos artilleros del torneo, su promedio de edad está por sobre los 32 años. Una media que es la más alta entre los diez campeonatos sudamericanos. Tres ex goleadores: Juan Carlos Letelier, Óscar Fabbiani y Jorge Aravena (octavo artillero de la “Roja”, pese a ser volante); explican a La Cuarta las razones y analizan los números de esta longeva estadística.

A los 36 años de edad, el argentino Joaquín Larrivey es el líder anotador del torneo nacional, con 9 dianas. Lo sigue Cecilio Waterman de Universidad de Concepción (29 años), Luciano Aued de la UC (33), Enzo Gutiérrez de Wanderers (34) y Fernando Zampedri de la Católica (32). Es decir, todos alrededor de los 30 años y más.

Una tendencia que ya comienza a ser familiar en el resto de la región. La plena validez de artilleros longevos como José Sand (40) en Argentina (cifras de la última Superliga), Roque Santa Cruz (39) y Óscar Cardozo (37) en Paraguay o Gonzalo Bergessio (36) en Uruguay; demuestran una tendencia cada vez más familiar.

Las conclusiones. Pero en el medio nacional no ven con buenos ojos este promedio tan alto. “No es un buen augurio, porque se impide el ascenso de los jugadores menores, de las figuras promisorias”, dice el “Mortero”, quien agrega que “tal vez debiéramos analizar también la calidad de los refuerzos que llegan. Acá tampoco se juega a una alta intensidad, lo que permite que los futbolistas más viejos puedan triunfar”.

Para Letelier, mundialista en España ‘82, las razones de esta tendencia son claras: “acá no se juega a un buen ritmo, tampoco a una gran intensidad. Por ejemplo, tal vez Larrivey no podría jugar en Argentina. Acá en Chile las defensas le dan muchas más facilidades para que desarrolle su juego. Eso es malo para el torneo, porque tampoco genera recambios. Si tú ves, en la selección chilena, tenemos a los mismos dos de siempre: Alexis Sánchez (31 años) y Eduardo Vargas (30)”.

Una opinión parecida a la del “Popeye” Fabbiani, quinto máximo artillero del fútbol chileno, quien agrega que “si tú pones mucha gente mayor, los chicos pierden la confianza. Llegan muchos refuerzos extranjeros que juegan con el solo valor de su experiencia. Seguimos en lo mismo”.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo