Maca Miranda y su hija le remachan a un frontón que pusieron en el patio

La ex top ten juvenil se las ingenió para entrenar en su casa y con permiso del vecino, aunque igual le han despertado un par de veces a la guagua.


Acostumbrada a los raqueteos y con toda una vida ligada a la actividad, la incombustible Macarena Miranda, nuestra recordada capa del tenis femenino y ex figura mundial juvenil, le dio una segunda vuelta al confinamiento y se le prendió la ampolleta para seguir remachando en el patio de su casa, en Las Condes.

Y si en el fútbol o la gimnasia igual se pueden estirar las piernas, en el tenis la tienen más difícil. Por eso, la ex top ten juvenil y su esposo Nelson Cannoni pararon un poderoso frontón de madera terciada, con tal de mandar fierrazos junto a su hija y no achancharse.

La rutina, además, reúne a madre e hija, pues a las prácticas se sumó la “Maca Jr.”, quien igual de talentosa que su mami a sus 16 inviernos ya ha brillado en torneos juniors.

En duplas, ambas se reparten para agarrar a fierrazos el frontón durante media hora, lo que funciona como terapia anti estrés y el mejor ejercicio para calibrar la muñeca.

“Lo primero es ser empáticos con el resto en medio de esta pandemia. Estuve un mes sin jugar por el viaje a Europa y al volver busqué qué hacer. Teníamos los materiales y lo construimos, al que le gusta comer sopaipillas en invierno lo hace, mi frontón es mi placer culpable”, dice la Maca matriarca.

-¿Qué papitas tiene su chíchere?

-Lo tenemos hace un mes y te ayuda a golpes específicos, automatización de estos, practicar técnica, condición física. Además, tiene una contrachapada con una inclinación y ángulo más o menos de 10 centímetros, para darle altura a la bola cuando vuelve.

-¿Los vecinos le han reclamado?

-Le pedí permiso al vecino, porque el ruido no es menor y le han caído hartas pelotas, jajá. Tratamos de no jugar a horas que le incomoden y ellos entendieron perfectamente y nos apoyan. Igual, mi hija el otro día despertó a la guagua del vecino en la mañana, jajá.

-¿Cómo va la carrera de su hija?

-Los últimos años se había metido bastante en finales nacionales de menores. Y en el modelaje fue contactada por Elite Model Chile y después partió a preparase para el Elite Model Internacional. Así que ahora se a puesto a punto con el tenis.

-Usted organiza torneos femeninos en Las Condes y Chicureo, ¿cómo ve el panorama a futuro?

-Ha sido un balde de agua fría, hay profes que viven de esto igual. Este año lo veo difícil acá en la región, cuesta proyectarlo, hay que cuidar a la gente que participa y la que te aloja, los que te entregan el club. Acá, el principal atractivo es la relación de jugadoras y socias del club, la comunidad. Si le sumamos medidas sanitarias será un costo no menor, aislar a todo el mundo, etc. Esperamos ayudarlas.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo