“Maripa” cambió el tenis por un cuento de hadas

La ex raquetera paralímpica se casó en una ceremonia muy íntima con el ex golfista Filip Timmerman. Ahora hace charlas motivacionales.


María Paz Díaz escribió una de esas historias lindas que nos entrega el deporte paralímpico. Tras quedar invalida en 2007 debido a una bala loca, se convirtió en un ejemplo de superación, tras destacar como tenista.

“Uno no tiene que solo aceptarse, sino que creer en sí mismo. Eso es lo más importante. Si andamos de manera negativa en la vida, obviamente nuestras metas se alejarán. Todos tenemos días malos”, reflexiona.

Tras lucirse en el deporte blanco, Marite decidió colgar la raqueta en abril de este año para unirse al equipo de las casadas. Tras una íntima ceremonia, el pasado 17 de septiembre la deportista le dio el sí a su príncipe azul, el ex golfista nacional Filip Timmerman.

“La verdad estamos muy felices. Quisimos hacer una ceremonia muy privada, con solo nuestros testigos. Sin fiesta. No tiene sentido gastar tanta plata cuando lo puedes invertir en un viaje mejor”, asegura. La pareja decidió hacerlo de esta manera, ya que concentrarán energías en su luna de miel en Europa del próximo año.

Pese a que dejó la raqueta de lado, aún vive a full el deporte. “Fui muy seguidora de los últimos Parapanamericanos. Fue excelente la actuación de los chilenos, lo que hizo Alberto Abarza fue impresionante”, se enorgullece Díaz.

-Ahora que se casaron con Filip, ¿llamarán a la cigüeña?

Sí, pero todavía no ja,ja,já. Vamos a esperar a viajar, a pololear un poco más como se dice, pero después que hayamos hecho todo lo que queremos, nos pondremos en campaña.

Seguir leyendo