Entre Martínez y Henríquez tuvieron el fin de la paternidad

Autor: La Cuarta

Fome. Otra vez el Colo y la “U” aburrieron con sus planteamientos miedosos. Aunque a 5 minutos del final, una jugada donde Jimmy no se atrevió a pegarle al arco y Ángelo se pifió pudo haber roto los 19 años del Bulla sin ganar en Macul.


Tantas palabras previas. Que es una final, que un Súperclásico se vive con intensidad, que son partidos distintos, todo para terminar viendo las inseguridades de Colo Colo y Universidad de Chile, que a ratos aburrieron en el estadio Monumental.

Empate sin goles, que para peor no le sirve a ninguno de los dos en su lucha por escapar del descenso.
Colo Colo fue el primero que se acercó a portería. Ignacio Jara intentó buscar a Fernando de Paul, pero no pasó a mayores. Lo que sí fue feo fue que minutos más tarde se lesionó Felipe Campos e por una molestia en su muslo, eso hizo que la “U” comenzará a ganar un poquito más de terreno por la banda derecha, ya que Jeison Rojas nunca pudo vencer la resistencia ofensiva del cuadro azul.

El más movedizo con el balón era Pablo Aránguiz en el conjunto de Rafael Dudamel, mientras el Colo le rezaba a Gabriel Costa y él siempre eléctrico Iván Morales, quien fue quizás el más hambriento de gloria.
Ni Reinaldo Lenis, ni Joaquín Larrivey mostraban sus credenciales ante los embates blancos que se defendía con Julio Barroso y Maximiliano Falcón, así se fue un opaco primer tiempo.

El Albo nuevamente respondió el inicio del complemento. Carlos Carmona disparó desde media distancia y minutos más tarde Iván Morales ingresó al área pero en ambas instancias estuvo atento De Paul.

Sobre la hora de partido, Dudamel quiso moevr el naipe. Sacó a Walter Montillo, puso a Ángelo Henríquez y luego se la jugó con Jean Beausejour.

Aún así, los azules tenían sólo una figura en cancha: Pablo Aránguiz, quien a los 71’ remató desde el borde del área e hizo que Brayan Cortés volara de manera tremenda para contener la apertura del duelo.
Morales respondió el combo con un globito bien penca y posteriormente a eso fue reemplazado pro Esteban Paredes.

“El bendito del área” tuvo 13 minutos en el clásico, pero en pocas ocasiones pudo tener contacto con la pelota y, finalmente, terminó naufragando en la ofensiva alba.

A los 86’, llegó lo mejor del duelo. Error defensivo y una gran jugada entre Jimmy Martínez y Angelo Henríquez es finiquitada de horrorosa manera por el ex delantero del Dinamo Zagreb, que le pega mordido y se la deja mansita a Cortés.

Era el fin del maleficio de 20 años sin ganar en el Monumental pero Ángelo hace rato tiene la pólvora mojada.

Costa tuvo la última, pero el tiro se fue desviado ante las críticas de Paredes y Mouche que lo esperaban en el área. De ahí, cuatro minutos más para que los bostezos siguieran.

El Cacique seguirá en la plaza 16° a la espera de que jueguen Iquique y Coquimbo Unido, mientras que la “U” se encuentra en la misma ubicación, pero de la tabla ponderada donde la U. de Conce tendrá una ocasión de oro para respirarle en la nuca. A este paso, en Primera B podrían encontrar la intensidad y el corazón que falta.

#Tags


Seguir leyendo