Mongolia

Mongolia, el país fronterizo con China que le ganó al Covid-19

La nación asiática, que sólo tiene 262 casos, sin muertes, retomó su torneo hace un mes. “Cerramos el país en enero”, dice Ochbayar Enkhee, director del FC Ulaanbaatar. Christian Wolf, su par en el Anduud City acota que “los mongoles que estaban fuera debieron hacer cuarentena de 3 semanas cuando regresaron”.


Pese a su cercanía con China, origen del Covid-19, la nación de Mongolia puede lucir que prácticamente está libre de la enfermedad. Y es que pese a compartir más de 4.700 kilómetros de frontera con el gigante oriental, el país mediterráneo tiene sólo 261 casos y ningún fallecimiento. Pero han seguido rigurosas reglas, incluso en el fútbol, el cual sólo retomó los torneos hace un mes. Dos directores deportivos de clubes de allá cuentan a La Cuarta cuál es la receta para que los descendientes de Gengis Kan sean prácticamente una isla en un continente complicado.

Enclavado entre chinos y rusos (otro de los países duramente afectados por la pandemia), la vida en este país de más de 3 millones de habitantes no es fácil. Es más, cerca del 30% de la población es nómade y semi nómade. Variables que tampoco explican su inmunidad frente a una enfermedad que ya ha cobrado casi 600 mil vidas en el mundo.

“Nosotros hemos cerrado nuestras fronteras con las primeras noticias de Wuhan en enero. Todas las escuelas, universidades, lugares públicos, reuniones y eventos fueron cerrados. Mongolia fue probablemente el primer país en hacerlo por aquí. Sólo se trajeron a algunos de nuestros ciudadanos del extranjero bajo estrictas medidas para ponerlos en cuarentena durante 21 días, realizar pruebas y tomar todas las medidas necesarias para prevenir la propagación doméstica”, dice a La Cuarta Ochbayar Enkhee, director deportivo del FC Ulaanbaatar.

Asimismo, explicó que “el comité nacional de emergencia organizó vuelos chárter a diferentes países cada vez con 250 ciudadanos mongoles ancianos, niños, embarazadas y enfermos. Hasta el momento tenemos 0 muertes y 262 casos en cuarentena, de los cuales 211 ya están curados. Actualmente hay 51 personas con positivo en tratamiento. Incluso tuvimos elecciones parlamentarias el 24 de junio.”

Una opinión que coincide con la de Christian Wolf, el alemán que gestiona al Anduud City. “Los ciudadanos que fueron traídos desde el extranjero fueron directo a una cuarentena de 3 semanas fuera de Ulán Bator. Después de eso incluso algunos hicieron dos semanas más de cuarentena domiciliaria. Tampoco han hecho muchos exámenes, la cuarentena ha bastado. En nuestra vida todo sigue igual”.

Regreso al fútbol

Pero el Covid-19 trastocó todas las actividades del país, entre ellas el fútbol. Pese al “éxito” que tuvo el pueblo mongol en la prevención, sólo hace un mes pudo retornar a su modesta liga.

“Comenzamos con un retraso de 3 meses, es cierto, incluso todavía no podemos tener hinchas en los estadios. Comenzamos los entrenamientos completos en mayo y el torneo comenzó a principios de junio. Hemos seguido todos los protocolos de la FIFA y de la Asociación de Fútbol Asiático, AFC”, advierte Wolf.

Así también lo reconoce Enkhee, ya que “la Federación de Fútbol de Mongolia, de acuerdo con las estrictas reglas del comité nacional de emergencias, comenzó las primeras ligas de primera y segunda división a principios de junio. Nadie tiene permitido entrar al estadio, sólo jugadores y 5 oficiales de equipo, todos separados al menos por 2 metros de distancia. Los jugadores no se dan la mano”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo