Osses aclara que los montoncitos y las coreografías tendrán amarilla

Presi de los saqueros ablandó las penas al celebrar los goles, aunque si se van al chancho el capitán del equipo pagará el pato


Se ha dicho de todo en la previa del regreso de nuestro fútbol. Que los equipos deben llegar totalmente plastificados a los estadios, que no se pueden abrazar en un gol, pero sí forcejear en un córner, y que hasta caerían tarjetas amarillas en caso de darle una palmadita en la espalda al colega goleador.

Pero a dos días del retorno del fútbol pandémico pareciera que las penas del infierno no serían tan cabronas. Así por lo menos lo aclaró Enrique Osses, presidente de la comisión de árbitros, quien dejó en claro lo permitido y lo prohibido en lo que se verá de ahora en adelante en nuestros pastos.

“La regla es que no existan excesos. Hemos hablado con todos los planteles para evitar esto. Tiene que haber algo muy excesivo para que hayan sanciones. Hay mucha gente que nos está viendo y tenemos que dar el ejemplo”, dijo a ADN.

Al jineteado

Eso sí, el ex réferi avisó que pese a que relajarán el gatillo, tampoco hay que emocionarse taaanto en los festejos. Es decir, nada de tumultos, montoncito ni coreografías, porque ahí sí que caerá tarjeta amarilla para el capitán del equipo infractor.

“Tenemos que hacer una etapa de marcha blanca, de educación. Tratar de conversar con el plantel en el camarín. Tienen que preocuparse y limitar los festejos. Vamos a sancionar los excesos y no creo que los hayan”, calmó las pasiones.

De esta manera, la cancha está rayada, aunque una postal no muy linda en el peloteo criollo es el clásico escupitajo de los futbolistas a la cancha. La cosa es que con el Covid dando vueltas, Osses también analizó el tema y aclaró que “los escupitajos al rival son tarjeta roja, pero si es a la cancha es algo futbolero y se entiende. La norma espera evitar los excesos”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo