Paredes le demostró a Salas que la jineta aún no se destiñe

El delantero entrenó con normalidad y fue uno de los más activos a la hora de recuperar el balón. Incluso hizo trabajos de definición, cuando la práctica había acabado. “Yo lo veo súper bien”, aseguró Pablo Mouche.


Los gritos de Mario Salas se escuchaban desde lejos. Quería “presión alta”. Que la pelota fuera recuperada antes que llegara a la mitad de la cancha. Y entonces apareció él. Sin el peto verde que utilizaron los titulares, se transformó en una pesadilla para Julio Barroso y Matías Zaldivia.

Hablamos de Esteban Paredes. El capitán de Colo Colo quiere volver a la competencia en grande y luchó cada pelota como si fuera la última. Como si fuera un juvenil que busca demostrarle al técnico que puede ser uno de sus 11 bendecidos.

Y donde mejor se vio el ídolo de los blancos fue en el “robo” de balones, demostrando que puede atacar y marcar con la intensidad que el “Comandante” le exige a sus dirigidos.

“Esteban tuvo una lesión de bastante tiempo, no fue normal, fue progresiva, está volviendo y lo noto bien. Después si juega o no es una pregunta para el entrenador. Yo lo veo súper bien”, declaró su compañero Pablo Mouche.

El mismo que aseguró que hará todo lo posible para superar el edema en su muslo izquierdo e ingresar por la banda. Quizás entonces cumpla su sueño de habilitar al “Tanque”, quien una vez terminada la práctica se quedó practicando la definición.

Por otra parte, en el ámbito dirigencial, Paul Fontaine renunció al directorio de Blanco y Negro (la que se hará efectiva hoy). Por ende en la próxima junta de accionistas de abril, se deberá elegir una nueva plana mayor y cambiar al presidente.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo