Desclasifican pelea de Vidal con Bonini y una curadera que nadie supo: las historias ocultas de la era Bielsa

Autor: La Cuarta

Marco Muga, reportero gráfico oficial de La Roja en la época el rosarino, recordó algunos sabrosos momentos que desataron la molestia del cuerpo técnico.


“Nunca tuvieron buena relación y se notaba», aseguró el excamarógrafo oficial de La Roja, Marco Muga sobre la relación que tenían Marcelo Bielsa y el futbolista Arturo Vidal durante el periodo del entrenador rosarino en la selección. Esa situación no es ninguna sorpresa.

«Pero el que tuvo problemas serios con Vidal fue (José María) Bonini», declaró a LUN el reportero gráfico que actualmente se encuentra retirado.

«Un día, el preparador físico estaba en medio de la cancha hablándoles a los jugadores. De repente, alguien tiró una pelota que llegó justo donde estaba Vidal, quien tomó el balón y empezó a hacer jueguitos”, contó el camarógrafo.

Y ante ese comportamiento, el preparador físico (fallecido en 2017) se indignó y le dijo que parara. Vidal, como es choro, lo mandó a la cresta y Bonini se calentó más. En un momento, los dos se fueron de pechazos y, si no es porque llegó Eduardo Berizzo a separarlos, la cosa termina a los golpes».

«Fue un momento de tensión que nunca se resolvió del todo”, cerró el reportero gráfico.

La borrachera que no se supo

Otra anécdota que recordó Marco Muga fue un acto de indisciplina que ocurrió durante el paso de Bielsa en La Roja. Un jugador escapó de la concentración en busca de algunas copas.

El protagonista en esa ocasión fue el volante Marco Estrada, quien militó en Everton, la Universidad de Chile y el Montpellier francés. El camarógrafo lo calificó como el «peor» acto de indisciplina durante la estancia del argentino en la selección.

“Estando en Viña del Mar, concentrados para un partido, él se escapó y se tomó sus copas. Se curó. Lo peor fue que tuvo un problema con Carabineros y llegó dos días después. Todos pensaban que Bielsa lo iba a castigar o, derechamente, no lo iba a convocar más», relató a LUN. «Pero no lo hizo y dijo que a él le preocupaba el rendimiento en la cancha y no lo que cada uno hiciera en su vida”.

Según el fotógrafo, durante el proceso del rosarino sí hubo actos de indisciplina, solo que estos no se filtraron a diferencia de otros procesos como los de Nelson Acosta, Claudio Borghi e incluso Jorge Sampaoli.

Lo que fue habría sido distinto mientras estaba Bielsa es que «no hubo arrancadas de tarro como el Bautizazo, el Tavellinazo o el choque de Vidal en la Copa América», declaró. «Ningún jugador hubiese osado llegar a tanto”.

Seguir leyendo