Rueda se aburrió: si no vuelve el fútbol, se quiere ir

El caleño está chato de que las sociedades anónimas le nieguen los jugadores y que no pueda trabajar. Sin más fechas Fifa antes del inicio de las clasificatorias, prefiere volar .


El viernes pasado fue clave en la estadía en Santiago de Reinaldo Rueda. Mientras el pueblo chileno volvía a llenar la ahora llamada Plaza de la Dignidad, el adiestrador colombiano recibía una noticia que cambió su vida para siempre: los clubes le negaban la posibilidad de convocar a los jugadores sub 23.

¿Para que los quería? El caleño deseaba que disputaran el Torneo Gran Canarias 2019, que se juega esta semana en España, ya que le serviría para prepararlos para el Torneo Preolímpico de Colombia que se jugará entre el 18 de enero y 9 de febrero de 2020.

“El viernes pasado pensé renunciar, me calenté mucho y me entristecí mucho, porque son el futuro de Chile, porque son los jugadores que llegarán a la Copa del mundo con 25 ó 26 años”, aseguró el jefe, que se quedó con la maleta hecha.

Era la guinda del pastel a una historia que se viene desarrollando durante varios meses, pero que durante las últimas semanas explotó en Pinto Durán.

Es que antes del estallido social las trabas de los clubes eran resueltas por Rueda con alguna facilidad. No obstante, este último mes las manifestaciones fueron usadas como lacrimógenas en la planificación del cronograma del cafetero.

“Yo me sacrifico y no convoco a los jugadores de la liga nacional para que se adelante las fechas, cuando es mi autonomía convocar a los jugadores”, aseveró. Y luego añadió: “Los desconvoco para que la liga se adelante y la liga no juega, no están para la Selección ni para sus clubes”, se quejó.

Costo elevado

Y si bien el campeón de la Copa Libertadores con Atlético Nacional no le puso fecha al portazo que quiere dar por fuera, se sabe que no puede ser más allá de diciembre.

La razón es que en marzo comienzan las clasificatorias y sin fechas FIFA antes de ese evento será difícil que las instituciones europeas presten a sus jugadores para amistosos de preparación.

“De verdad que da tristeza y uno se calienta, porque si algo me motivó a tomar este desafío fue todo el desarrollo, todo lo que mostraba Chile, Chile como sociedad y cultura futbolística”, dijo el caleño.

Lo que no contó es que irse del país no le saldrá barato. Por lo filtrado en la Anfp, hay una cláusula en su contrato que lo obliga a pagar el monto que recibiría si se quedara todo el 2020 y eso supera los dos millones de dólares. Doloroso para cualquier bolsillo.

Pero en Quilín le ponen paños fríos a las molotov de “RR”, ya que aseguran que nunca les ha dicho nada y hasta ahora son sólo gases. “Reinaldo no ha manifestado esa intención ni al directorio ni a mí. Más allá de lo que pueda decir, porque tiene derecho a manifestarse, a nosotros no nos ha dicho nada”, se puso el parche Sebastián Moreno, el jefe del balompié nacional.

Lo cierto es que Rueda está aburrido y hasta las protestas lo saturan, aunque prefiere no confesarlo.

Seguir leyendo