Valdés se mandó la “Gran Higuaín”

El volante, que había hecho polémica por su gesto de los ojos rasgados en la previa, se comió un tanto increíble que pudo dar la victoria.


Aunque un empate de visita y ante la selección que se dio el gusto de eliminar a Alemania del Mundial de Rusia nunca es malo, el gusto en la boca después del empate ante Corea del Sur fue un poquillo amargo, porque bien se pudo ganar.

Es que la máquina aceitada de Reinaldo Rueda se creó las mejores oportunidades de gol en Suwon, y en los pies de Arturo Vidal y Diego Valdés estuvo la llave de la victoria.

Casi, casi

El caso del “Rey” fue doloroso, porque a los 63’ elevó tras una especie de tijera una pelota que le centró Mauricio Isla al área chica. A su favor hay que decir, eso sí, que la bola nunca le quedó cómoda.

A los 75’ fue casi parecido a lo de Vidal, pero esta vez fue Valdés, quien dejó de lado la polémica por hacer un gesto “racista”, para elevar un tiro.

Lo más increíble vino luego de los 90’ cuando el hombre del Morelia quedó mano a mano con el portero, pero falló a la hora de definir y mandó el balón a la galería como el “Pipita” Huiguaín.

“Hizo lo más difícil. Primero, intuir la jugada. Eludió al arquero, no sé si se desequilibró por la cancha, le pegó mal o faltó tranquilidad, pero son cosas del juego. Una experiencia más que acumula y nosotros también como selección”, comentó el técnico Reinaldo Rueda.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo