Wanderers mantuvo la punta con polémica

14 DE ABRIL DE 2019/VALPARAISO Gustavo Lanaro festeja su gol y el 1-0, durante el partido valido por la fecha 8 del Campeonato Nacional de Primera B, entre Santiago Wanderers y Magallanes, disputado en el Estadio Bicentenario Elías Figueroa Brander. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

El “Decano” venció a Magallanes en el epílogo en una dudosa jugada y es líder de la “B”.


Una jornada llena de emoción y polémica se vivió en el estadio Elías Figueroa Brander de Valparaíso. Santiago Wanderers recibió a Magallanes con la intención de dar el salto en la tabla de la Primera B, pero la “Academia” fue un duro escollo para los porteños. La apertura de la cuenta para los locales llegó recién a los 62’ cuando Gustavo Lanaro se elevó más alto que todos para anotar de cabeza el 1-0.

Pero el gol caturro fue como un espejismo, ya que Magallanes adelantó sus líneas y provocó un balde de agua fría en Playa Ancha cuando a los 90 minutos Nicolás Núñez decretó el 1-1, desatando la incertidumbre en el puerto.

Pero pese a lo poco que quedaba, este partido aún tenía guardado su capítulo más emotivo, y también más polémico. En el quinto minuto de descuento, en la última jugada del pleito, el defensor Jorge Ampuero aprovechó un tiro libre desde la izquierda para echarlar a guardar en la boca del arco. Pero en su intención por convertir, el ex Unión Española le arrebató la pelota al meta Gonzalo Mall que ya la tenía en su poder.

El festejo verde fue desatado y eufórico. Y cómo no, si era esa jugada y terminaba el partido. Mientras los locales celebraban, los de Magallanes se lanzaron en masa contra el juez reclamando una supuesta falta. Pero ya nada había que hacer. Santiago Wanderers firmó el triunfo sobre el final y quedó como absoluto líder de la Primera B con 18 puntos, cuatro más que su más cercano perseguidor, que es Cobreloa. Rival que enfrentarán en dos fechas más, que ya se vislumbra como una final adelantada en Calama.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo