Yogurt de Mora

“Yogurt de Mora” y su recuperación: “Tenía todas las de perder, no la cuento dos veces”

Ya en casa con su gente, Exequiel Carvajal cuenta su experiencia tras 26 días grave por el covid-19. “Me emocionó el apoyo de todos, el ‘Chino’ Ríos aún me da fuerzas”, dice.


Tal como en sus fieles jornadas junto al team chileno de Copa Davis, Exequiel Carvajal, popularmente conocido como “Yogurt de Mora”, la peleó, la peleó y la peleó con ese clásico aguante que lo caracteriza. Fueron 26 días en que el querido encordador de raquetas estuvo internado en la Clínica Indisa, luchando contra el coronavirus, tras sufrir graves problemas respiratorios que lo tuvieron batallando por su vida.

Pero hoy otra es la historia. Rodeado de su familia y con el apoyo raquetero, feliz atiende el telefonazo de La Cuarta y de entrada asume que está viviendo “una segunda oportunidad que me dio el Señor”. Claro, el yunta de nuestros tenistas estuvo al borde de la muerte por culpa del bicho, por lo que ahora ve la vida con otros ojos.

“Mucha gente del tenis se portó bien, nunca pensé que podía llegar a vivir lo que pasé en la clínica, fue súper heavy y difícil. Agredezco el apoyo de todos y a mi familia obviamente. Ahora estoy en proceso de recuperación”, cuenta.

– Estuvo al borde la muerte, ¿qué pensaba en esos días internado?

-Cuando entré estaba muy mal y con muchos síntomas. Era para que me comieran con papas fritas. Tenía todas las de perder, esta no la cuento dos veces.

– Pero nunca aflojó ese match point en contra…

-Es que los médicos y enfermeros de la Clínica Indisa me tiraron para arriba. La doctora me esperó 6 días para no entubarme, tenía un miedo terrible de eso porque es 50/50, una ruleta rusa.

– ¿Qué le pareció el apoyo de sus amigos raqueteros?

-Las plegarias de todos me ayudaron mucho. Fernando González, Nico Massú, mucha gente la verdad, les agradezo a todos. Marcelo Ríos me emocionó mucho con su apoyo también.

– ¿Qué le dijo el querido top one?

-Uff, me descolocó con sus palabras. Me dijo “tú erís como de mi familia. Vamos ‘Yogurt’, tú erís fuerte, tira para arriba”. Dijo que no me dejaría solo, aún me da fuerzas.

– ¿Que lección saca de esto?

-Estuve con mucho temor porque no quería morirme y dejar a mi señora e hijas. Ahora tengo que cuidarme y le digo a la gente que también lo haga. Esto puede tirar a cualquiera al suelo.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo