La mala relación con Espina que traba la llegada de Miguel Ramírez a Colo Colo

Hicieron cortocircuito en el 2005, por la manera en que el “Cabezón” reemplazó a Dabrowski en la banca alba.


La fanaticada alba movió la cabeza de un lado a otro cuando se enteró que Miguel Ramírez es el candidato -del bloque gobernante de ByN- para la banca de Colo Colo.

Es que la postulación del actual estratega de Santiago Wanderers, publicada ayer por El Mercurio, choca con una antigua historia ocurrida el 7 de enero de 2005.

Aquel día, el síndico de quiebra Patricio Jamarne le comunicaba a Ricardo Mariano Dabrowski que dejaba de ser el técnico del Popular.

Noticia que causó estragos en el plantel de esa época, especialmente en el capitán de ese equipo: “Cheíto” Ramírez.

Es que el volante no entendía cómo habían sacado a su compañero de gesta (ambos ganaron la Libertadores en 1991) de esa manera y menos que al día siguiente llegara un nuevo jefe como si nada (Espina). El mismo que hasta el 2004 era su compañero y líder.

“Nos dolió enterarnos de esto por la prensa. En la tarde nos informan que le llegó una carta a Ricardo en la cual lo despedían, y para mí esto ha sido una canallada porque lamentablemente se está jugando con el prestigio del club, y con el esfuerzo que ha puesto cada uno de los jugadores y cada uno de los integrantes del cuerpo técnico”, declaró Ramírez en esa oportunidad.

No iría

“Es muy difícil que el ‘Cheíto’ acepte trabajar con Espina. Siempre tuvieron una relación tensa y no ha mejorado con el tiempo”, contó uno de los integrantes de ese plantel.

Otro de los hombres que mojaba la tricota alba en esos tiempos, aseveró que “Ramírez no le haría eso a Tapia. Éramos compañeros en ese entonces y a ninguno nos gustó cómo llegó Marcelo al cargo”.

Consultados algunos directivos de la concesionaria, afirmaron que Ramírez “es un gran candidato” y “será tomado en cuenta si es que ‘Tito’ no sigue con nosotros”.

Pero también concluyen que por ahora no habrá decisión, pues no hay certeza en qué lugar de la tabla terminarán y el presupuesto del próximo año dependerá si clasifican o no la Copa Libertadores.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo