Tres razones que explican porqué la «U» sigue sin celebrar en el Apertura

Universidad de Chile empató a 2 con Everton, le dijo adiós al sueño del título y, encima, quedó muy cerca del último lugar de la tabla.


Otra vez los hinchas de Universidad de Chile se quedaron con el grito del triunfo atravesado. Y es que si bien mostraron algunas mejorías en su juego, nuevamente cerraron al debe un partido. Motivos para el descalabro, muchos, pero acá nos fijamos en tres razones que pueden explicar porqué los azules no pueden verle el ojo al tubérculo en materia de triunfos en el Apertura.

Esta vez fue Everton quien los dejó sinniuno. Porque si bien es cierto que los pupilos de VH Castañeda y Luis Musrri empataron a dos con los ruleteros, lo cierto es que la cosecha de un puntete es muy escasa pa’ las pretensiones de los detés azules de levantar al «león dormido» y sacarlo del fondo de la tabla, ya que con 12 puntetes, quedaron a tres del colista Huachipato (juega hoy con Antofagasta) y a dos de los penúltimos, Audax Italiano, Everton y la «U» de Concepción (juega hoy con Deportes Temuco).

1.- Escaso poder de gol

Aunque en esta ocasión los azules anotaron dos pepas, ambas obra y gracia de la «Gata» Fernández (a los 22′ y los 81′), fueron muchas las veces en que los jugadores de la «U» no fueron capaces de profundizar ni pudieron concretar en goles su dominio de balón. «No hicimos un buen partido, los primeros 15 minutos sí estuvimos bien, pero en general no tuvimos una buena presentación», soltó VH Castañeda, quien recordó varias ocasiones en que sus peloteros no tuvieron el pase final pa’ poder clavar a Eduardo Lobos. Y cuando pudieron hacerlo, como el bife Zacaría en el minuto 90, dan con el palo y no la red.

2.- Problemas en defensa

No es misterio que a esta «U» las cosas no le salen desde el fondo hacia adelante. Y hoy esa malacue quedó de manifiesto con el fatídico autogol del Quili Vilches, quien por rechazar una pelota terminó venciendo a De Paul. «Quili trató de hacer lo mejor en esa jugada, pero ya es costumbre que nos pasen situaciones como esta», fue el análisis del candado De Paul tras el partido.

3.- Falta madurez para cerrar partidos

El primer partido de la dupla Castañeda-Musrri fue un 1-0 ajustado ante Palestino. En ese duelo, si bien los azules no jugaron a gran nivel, sí le dieron un cierre tempranero a las aspiraciones tetracolores tras el gol de Mario Briceño. Algo que en los siguientes encuentros de la «U» nunca más fue una norma. Ya lo vivieron con la UC por Copa Chile (iban 2-0 arriba) y hoy con los ruleteros (abrieron el marcador). Se esmeran por jugar ordenados, logran abrir la cuenta, pero no se organizan en el terreno de juego de manera de cerrarle todas las opciones de juego al rival.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo