Bill Gates se cabecea con el cambio climático en nuevo libro: «Es más complicado que una pandemia”

Autor: La Cuarta

El filántropo y fundador de Microsoft publicó "Cómo evitar un desastre climático", donde plantea su preocupación por el futuro. Asegura que en menos de 30 años las emisiones de carbono deben llegar prácticamente a cero para evitar una catástrofe peor que la actual crisis sanitaria.


Recién vacunado contra el Covid-19, el filántropo y fundador de Microsoft, Bill Gates, fue entrevistado por el diario El País, conversación en que habló sobre la pandemia y su nuevo libro, Cómo evitar un desastre climático, que aborda el futuro en medio del cambio global que experimenta el mundo a causa de los gases de invernadero.

Ya a un año de que el virus se expandiera por todo el mundo, y con el inicio de las campañas de vacunación, Gates se pregunta “si seremos capaces de reducir la cifra (de contagios) a cero, o si se convertirá en una enfermedad endémica y tendremos que seguir vacunando a un nivel más o menos alto de manera continuada”.

Él tiene tiene la esperanza de que, en verano (invierno en Chile), “las cosas volverán en gran medida a la normalidad. Y en 2022, países como España o Estados Unidos la habrán recuperado casi totalmente y se podrán celebrar grandes actos públicos”.

Respecto a las variantes que han aparecido del virus, como la británica, la sudafricana y la brasileña, el filántropo piensa que “es posible que tengamos que modificar las vacunas para lograr una mayor eficacia”.

¿Preparados para otra pandemia?

La Fundación Gates ha invertido alrededor de 1.750 millones de dólares en investigación y suministros contra el Covid.19

“Las vacunas de Pfizer y Moderna están basadas en el ARN mensajero (ARNm) y contienen una nanopar­tícula lipídica cuya producción es muy costosa”, describe, por lo que es complejo producirlas en enormes cantidades y tampoco son termoestables.

En vista de ello, “la fundación está creando alianzas con laboratorios y con varias empresas de la India para producirlas en grandes fábricas de ese país”, dijo Gates al diario español. “La mayoría de la gente no es consciente de que las empresas de vacunas indias son cinco veces más grandes que las occidentales, porque es de ahí de donde salen prácticamente todas las vacunas que van a las naciones en desarrollo”.

El empresario también lamentó que actualmente “los países occidentales disponen de muchas más dosis que los de ingresos medios como Brasil o Sudáfrica, donde, pese a estar padeciendo más los estragos de la pandemia, las vacunas llegan más lentamente”.

Aunque también ve algunos puntos positivos en medio de una situación dramática: “Hemos aprendido muchas cosas que nos permitirán estar más preparados para la siguiente pandemia, que si está bien gestionada no llegará al 10% de las muertes y el daño económico será menor del que estamos sufriendo”.

Mucho carbono

Aun así, “el cambio climático es más difícil de resolver que una pandemia, pero, si no lo hacemos, los efectos negativos serán mucho peores”, declaró al medio hispano. “Me alegra que el interés por el cambio climático no haya decaído, como sí sucedió durante la última crisis financiera porque se consideraba un problema a largo plazo”.

Gates planteó su preocupación por el aumento en las emisiones de carbono, las que seguirán creciendo con el avance de los países en vías de desarrollo.

“Se habla mucho de reducir el consumo de electricidad, pero esa no es la vía adecuada para bajar las emisiones a cero”, explicó. “Puede resultar útil, pero la única manera de lograr esa meta no es conducir menos, sino conducir un coche de cero emisiones”.

Además, mencionó que las materias primas para generar energías limpias son más caras, por lo que los países más pobres difícilmente podrán pagarlas. Ante ello piensa que deberíamos “ayudarlos con subsidios procedentes de la cooperación internacional”.

“Los países más pobres no deberían cargar con tanto peso porque, además, son los que más acusan el cambio climático”, argumentó. “Resulta irónico que quienes menos han contribuido a causar el problema sean los que más van a sufrirlo”.

Países más pobres

Si bien las energías renovables como la eólica y la solar han bajado su precio, aún son difíciles de almacenar. Por eso Gates ve la energía nuclear como una opción.

TerraPower fue el proyecto que inició en 2006 para desarrollar una central ­nuclear de cuarta generación. “La gente debería tener una mente más abierta porque, además, es el tipo de energía más seguro: causa un número de muertes o de heridos mucho menor que los ocasionados por la minería y los gasoductos”, planteó respecto a los avances de dicha fuente energética.

Pero también dijo que “entiendo que la energía nuclear actual, tal y como está planteada, no va a lograr la aceptación del público, así que he tirado la toalla al respecto”.

Como sea, el filántropo piensa que para enfrentar los tiempos que se avecinan es clave invertir con fuerza en investigación y desarrollo en los próximos 30 años.

Por lo mismo, considera clave que exista personal capacitado en investigación. “La cantidad de cociente intelectual que se invierte en innovar en la industria es muy reducida”, dijo a El País. “Ahora que hay muchos más universitarios en el mundo necesitamos mucho talento en estos sectores, que sean atractivos para que los más listos se dediquen a ello en vez de hacer carrera financiera en Wall Street”.

Lo malo y lo bueno

A Gates le sorprende que “la pandemia ha generado un nivel de debate y de teorías conspirativas que jamás hubiera imaginado”.

En las redes sociales “leemos noticias que nos enfadan y seguimos pinchando en noticias o mensajes que nos crispan aún más, y luego llegan las noticias falsas”, relató. “Pero ¿cuál es el papel de las redes sociales a la hora de bloquear cierto tipo de discursos? (…) ¿Quién terminará juzgando lo que vale y lo que no?”.

Ese es un debate que considera pendiente e inminente.

Aún así, hace hincapié en que “el cambio climático es más complicado que una pandemia”, tanto en términos económicos como en vidas humanas.

También mencionó que “cada vez más gente presencia o padece fenómenos meteorológicos extremos, y eso es algo que, por muy trágico que sea, está contribuyendo a un cambio de actitud”, dijo. “Creo que esta es una de las razones por las que el interés hacia el cambio climático es mayor hoy que hace cinco años”.

De todas maneras, Gates intenta ver el lado positivo. “Ha sido un año muy muy peculiar que también nos ha traído beneficios, como la técnica del ARNm (en las vacunas), que podremos usar en muchas otras enfermedades infecciosas”, destacó. “Así que, a pesar de lo triste que ha sido en general, podemos aprovechar las innovaciones que han visto la luz”.

Bill Gates y su nuevo libro que ya está en español.

Seguir leyendo