El día que Los Prisioneros hicieron la portada de Pateando piedras en el Metro de Santiago

Autor: La Cuarta

Aprovechando el aniversario tanto del legendario disco, que cumple 35 años, como del Metro, con 46, recordamos la historia que los une.


Este miércoles supone una fecha especial para la escena musical criolla. Un 15 de septiembre pero de 1986, se estrenó Pateando piedras, uno de los trabajos más emblemáticos de Los Prisioneros. Es decir, hoy se conmemoran 35 años de su debut.

Para dar cuenta de su importancia, basta con decir que el disco trae consigo éxitos de la talla de “Muevan las industrias”, “Por qué los ricos” o la ya mítica “El baile de los que sobran”, que se ganaron un lugar inapelable en el cancionero chileno.

Pero no sólo eso: también un 15 de septiembre, aunque de 1975, abrió sus puertas el Metro de Santiago, cumpliendo hoy 46 años.

“Esperamos cumplir muchos más para seguir aprendiendo, mejorar y crecer”, señalaron desde la cuenta de Twitter del transporte.

Y para celebrarlos a ambos, en el diario pop recordamos la historia que los une: el día que los miembros de Los Prisioneros posaron precisamente en el Metro de Santiago para la portada de Pateando piedras.

Una portada histórica

Luego de culminar buena parte de lo que sería el setlist del álbum, habiéndolo registrado y con el ok del sello EMI, lo que restaba a Jorge González y compañía era definir la carátula del mismo.

Fue entonces cuando los músicos contactaron al fotógrafo Jorge Brantmayer, quien narró cómo tramaron la portada en conversación con Culto de La Tercera:

“Me pidieron hacer fotos para ese disco, entonces lo que hice fue ir a buscar a Jorge a su casa, y ahí se juntaron Claudio y Miguel. Fuimos en mi auto por la Autopista Central e hicimos fotos en distintos lugares”, explicó.

Por ejemplo, a partir del hit “Muevan las industrias”, el fotógrafo los invitó a posar precisamente con fábricas como fondo.

“Otro día fui a sus casas temprano en la mañana, les saqué fotos mientras se levantaban. Después sacamos unas en Providencia, otras en el Burger Inn, unas en un mall que estaba en Pedro de Valdivia con 11 de septiembre (…); en el fondo tenía que encontrar o inventar situaciones distintas”, sostuvo Brantmayer.

Pero finalmente la foto que pasó a la historia como la portada de Pateando piedras fue una que el profesional retrató mientras los músicos viajaban por la línea 2 del Metro de Santiago, con dirección a San Miguel.

Brantmayer entonces fue sincero: “No fuimos específicamente a sacar esta foto del metro. Nació la idea cuando ya estábamos en el lugar, porque se veían bien ahí. No sé quién la habrá elegido al final, no sé si fue la EMI, los cabros… pero esa quedó”.

Sobre el resultado, el fotógrafo considera que “están como están, nomás. No miran a la cámara con cara de enojados”.

“Eran súper cabros chicos, es increíble que alguien a esa edad haya hecho todo eso, escribir un disco con tanta fuerza como Pateando Piedras, con tanto contenido tan potente. Aunque ese en realidad fue Jorge González”, completó.

Seguir leyendo