La película de los Beatles de Peter Jackson ya tiene fecha de estreno

Get Back, el proyecto realizado a partir de 60 horas de archivo de los días en que los Fab Four grabaron el álbum Let it Be, llegará a la plataforma Disney+ a fines de año, dividida en tres partes. El director asegura que se trata de un material que discute la idea del período de fricciones en la banda. “Esto no es lo que lees en los libros”, asegura.


Probablemente, no hay otro proyecto que mantenga la atención de los fans de The Beatles, que el documental Get Back. El proyecto, dirigido por el cineasta Peter Jackson a partir de las grabaciones realizadas a las sesiones de trabajo de la banda en enero de 1969, lanzadas posteriormente en el álbum Let it Be.

La grabación de ese disco fue registrada originalmente por Michael Lindsay-Hogg en una película del mismo nombre, que incluso ganó el Oscar a Mejor banda sonora en 1970. Con los años ha sido considerado como uno de los momentos que resume el proceso de quiebre del cuarteto, en especial en algunas secuencias, como la fuerte discusión entre George Harrison y Paul McCartney.

Pero Jackson marca un matiz. Tras revisar las 60 horas de material de archivo, asegura que la historia ofrece una perspectiva diferente. Aunque en esas jornadas en los estudios Twickenham y Apple Corps los músicos vivieron días oscuros, también disfrutaron tocar juntos como lo hacían en sus inicios.

“Estas tres semanas son el período más productivo y constructivo en toda la carrera de The Beatles”, aseguró el director de la saga El señor de los anillos a Vanity Fair, ocasión en que además señaló que ha trabajado con total independencia creativa sobre las cintas, y que ya ha mostrado parte de su trabajo a los dos Beatles sobrevivientes,  Paul McCartney y Ringo Starr, así como a la viuda de George Harrison, Olivia, y al hijo menor de John Lennon -y administrador de su legado-, Sean. No hay mayor mención a Yoko Ono, quien de hecho, estuvo en las sesiones acompañando a John.

“Es una película mucho más dura que Let it be”, señaló Jackson al comparar su trabajo con el de Lindsay-Hogg, “Esto no es lo que lees en los libros”.

En enero de 2020, Jackson desarrolló esa idea. «Me sentí aliviado al descubrir que la realidad es muy diferente al mito -señaló en un comunicado – Claro, hay momentos de drama, pero nada de la discordia con la que este proyecto se ha asociado durante mucho tiempo. Ver a John, Paul, George y Ringo trabajar juntos, crear canciones ahora clásicas desde cero, no solo es fascinante, es divertido, estimulante y sorprendentemente íntimo».

En las sesiones de 1969, la banda quería recuperar el método de trabajo de sus comienzos, cuando trabajaban canciones en el estudio, las ensayaban y las grababan. «La idea consistía en mostrar a The Beatles ensayando, improvisando, dando los últimos toques a su actuación y por último tocando en un concierto multitudinario. Mostraríamos todo el desarrollo del proceso», comenta McCartney en la Anthology del grupo.

Durante el proceso, los de Liverpool evaluaron diversas posibilidades para el show de cierre, el que finalmente ocurrió en la azotea de Apple Corps. el 30 de enero de 1969 De hecho, en la película de Jackson, se incluye el registro íntegro de aquella tarde nubosa de Londres.

Un primer adelanto se pudo ver  en diciembre de 2020, cuando el director compartió un emocionante teaser, directamente desde la sala de montaje. Por entonces, se estimaba que el filme se estrenaría en agosto, pero este jueves se confirmó la manera en que se dará a conocer el filme; se estrenará dividido en tres partes en la plataforma Disney+ entre el 25, 26 y 27 de noviembre.

#Tags


Seguir leyendo