Capos de la pizza están con las manos en la masa

Finalistas de "Semplicemente Pizza" se la juegan hoy por ser el mejor del mundo.


La pomada del “13”, “Semplicemente Pizza”, ya tiene a sus 6 competidores listos pa’ la finalísima. Ésta se grabará hoy en la feria hecha por los mismos capos del programa. Y allí se dará a conocer al mejor pizzaiolo del mundo.

Es que el periplo de Jean Phillipe Cretón, conductor del programa, por Barcelona, Nápoles, Nueva York, Sao Paulo, Buenos Aires, y finalmente, la búsqueda entre Valparaíso y Santiago, no era nada ir a puro zampar.

La feria “Semplicemente Pizza” comenzó el pasado jueves y dura hasta hoy. Y tuvo como protagonistas a seis sociates, que tienen una pasión en común: la pizza. Lo bueno fue que la barra probará lo mismo que vio en los capítulos del programa de “Sábados de Reportaje”.

La Cuarta también estuvo ahí, con Luigi, Giovanni, Pasquale, Jaqueson, Maurizio y Patricio, quienes han compartido hartas recetas más que solamente competir.

Competencia ruda

“Es un agrado estar en Chile. Será un competencia ruda, porque todos son excelentes pizzaiolos, pero más bien es una instancia para compartir ideas”, afirmó Giovanni Castravelli, capo de la pizzería “Luigi Ristorante”, el favorito de JP en su visita en Barcelona.

Otro de los pizzeros que más llamó la atención de la gallada fue Pasquale Cozzino, el compa sorprendió en el programa por su “dieta di la pizza”, lo que lo ha hecho inmensamente popular en su ciudad, Nueva York. “Lo que más me gustó de mi viaje a Chile es que la gente probó mi pizza Margarita y me sonrió”.

Tanto Maurizio de Rosa como Jaqueson Dicelof cachan cómo abrirle el apetito al chileno. Es que el parcito son los pizzaiolos vencedores del desafío en Buenos Aires y Sao Paulo, respectivamente.

Ambos capos concuerdan en que “el producto es mejor cuanto más se repose la masa”.

Sabor a Chile

Patricio Caorsi será el que saque la cara por Chilito. Vive en el puerto y con su local “Malandrino” le dejó el ombligo p’afuera al conductor del “13”.

El compadre de 52 pepas, y que vivió 7 años en Ravello, cerquita de Nápoles, se toma con andina la definición. “Esto es un reconocimiento no sólo para mí, sino a todo lo que involucra el proceso para hacer mis pizzas. Esto es para los agricultores que me llevan productos sanos”, sonrió.

Por otro litro, asegura que su masa, que es hecha con harina chilena y con trigo de acá, lo hará el triunfador, pues llevará al que la pruebe a un viaje al pasado, gracias al sabor amasado de su manjar.

“Me traje el horno a leña para que la masa me quede perfecta. Al final, la calidad de una pizza se mide por la masa”, concluyó orgulloso.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo