Más de 600 brasileñas solteras jotearon a periodista del Mega

Marcelo Araya tuvo que dar hora en "aquelarre real" realizado en Brasil.


Más ardiente que piedra de curanto quedó el periodista del “Mucho Gusto”, Marcelo Araya, tras mandarse una paradisíaca nota en las tierras de la samba. 

El ex “Informe Especial” tuvo la terrible pega de reportear en un “hermético” poblado brasilero, compuesto mayoritariamente por ricuras y con la potable suma de 600 hermosas garotas solteras y con ganas de pisar el palito.

“Dan ganas de volver”, son las primeras palabras que suelta Araya tras regresar de Noiva do Cordeiro, el retratado asentamiento garoto, famoso por ser como un Aquelarre de verdura, debido a que ahí sólo manda calzón. 

El hombre dice estar cansado (en realidad suena agotado) y que le duele el cuerpo producto del intenso reporteo en el lugar.

“Incluso se nos enamoró el camarógrafo”, gritó como para no morir solo.

 

Para todos los gustos

“Hay para todos los gustos, rubias, morenas -detalló como de memoria- eso sí que no hay negritas. Fue algo que nos pareció raro, pero en el sector tampoco hay”, dijo el apóstol. 

El pueblo en cuestión es comandado por las féminas, y viven muy pocos hombres. Por lo mismo las coquetas chiquillas se llegan a hacer pipí cada vez que llega visita. 

Aunque la cuestión no es llegar y abrazarse, porque las ricuras buscan hombrones pa’ casorio. “El osado que se atreve tiene que vivir bajo las reglas de estas amazonas”, agregó Araya, quien aseguró no haber recibido azotes. 

“Hay cerca de 600 mujeres solteras que buscan a un hombre de afuera, y como en todas partes, encontramos un chileno que vive ahí, bajo sus condiciones”, adelantó Araya.

Seguir leyendo