Pamela Díaz rechazó ser jurado en Viña: «No trabajo gratis»

A la Fiera le ofrecieron esa pega, pero muy en su estilo la descartó de una.


Aunque está a puro regaloneo con su pequeña hija Pascuala, Pamela Díaz no se queda ajena al inminente fin de “SQP”, el cocido farandulero más antiguo de la tevé criolla, donde la morena es de las históricas, gracias a los cerca de cuatro años que estuvo sacando el tejido.

La salida de pantalla es sólo cosa de tiempo, y en Chilevisión ya tienen todas las fórmulas listas pa’ mandar al cocido al cajón, algo que a la “Fiera” le da lata, pero que por ningún motivo la pone tiritona. Tanto así que hasta se da tiempo pa’ cultivar su figura, cuerá que ni siquiera da pistas de que hace poquito estuviese con la guata inmensa.

– Pame, se te ve relajada en tus redes sociales, harto sol y mucho amor. ¿Hay tiempo para analizar lo que pasa con el “SQP”?

– Obvio que lo hay, y la sensación es de pena, porque es un programa de marca registrada donde trabajé cuatro años. Además, súmale que son casi 60 personas del equipo que quedan sin pega, una lata.

– ¿Es un espacio único?

– ¡Sí, poh! Todos los que trabajamos ahí somos amigos, y creéme que eso no ocurre mucho en televisión. Sé que suena cliché, pero todos remamos para el mismo lado. Es una lástima seguir trabajando sabiendo que se termina pronto, así que puras caras largas.

– ¿Cuándo vuelves a la pantalla, morenaza?

-Por ahora estoy trabajando por un verano sin polera y también en mi rol de madre. Creo que en febrero volveré a tener apariciones. Al matinal debería volver, pero me tinca que ahí habrá cambios, aunque no sé si tantos como en TVN, jajajá.

– ¿Alguna aparición pal’ Festival?

– ¿Te cuento algo? Me querían de jurado… ¡Y rechacé!

– ¡Pero cómo!

-Porque no me pagan ni uno por ese rol, poh. Me pareció injusto, además que traen rostros extranjeros y… ¿tú creí que vienen gratis? ¡No, poh! Da lata, porque deben pensar que gente como uno debe agradecer por estar ahí, y na’ que ver.

Otras prioridades

pamela-diaz-en-bikini-700

– ¿Crees que te cobren carozzi este desaire?

– No lo sé, pero hoy tengo otras prioridades. Además, soy interesada y qué tanto, lo asumo. O sea, obvio que agradecida por la opción y me encanta el Festival, pero si tengo que trabajar no lo haré gratis. Soy consecuente nomás con lo que pienso.

– ¿Mucho gasto ir al gratín?

– ¡Obvio! Hay harto maquillaje de por medio, muuucho vestuario… Aparte soy mamá de una pequeña, no tiene sentido.

– Hace días subiste una foto en bikini con la mansa cuerá, ¿cuál es el secreto?

– No sé, es todo natural, jajajá.

– ¡Pero si fuiste mami hace tres semanas, pueh! ¡Suelta, suelta, pa’ la pípol!

– Bueno, ya oh. Hace un tiempo me hice una manga gástrica. Entonces, durante este embarazo sólo subí nueve kilos, ya he bajado seis y me quedan tres aún.

– Pero joya igual, poh.

– Toda la gente me pregunta cómo lo hago y es eso. Si recuerdas, con la Trini y Mateo subí como 30 y 20 kilos, respectivamente, ¡era una vaca jajajá!, pero porque no tenía este detallito.

– Igual hay que saber bajar tantos kilos en tan poco…

– Es que como poco y también dejé el trago. Ya no tomo como antes, y eso sí que engorda. El pisco sour, el aperol, la champañita… todas esas hueaítas las dejé. Ah, y también dejé de comer pan.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo