Carolina Arregui se pule como animadora a falta de teleseries

Esta semana Carolina Arregui tomó las riendas de Conecta2 de TVN. "Entré de golpe y porrazo, y tengo licencia para equivocarme", admite.

Cuando Jorge Hevia avisó que se tomaba vacaciones por tres semanas, vino la pregunta lógica de quien lo reemplazaría en Conecta2, espacio que esta semana cumplió 9 años al aire, por la señal internacional de TVN. Y la búsqueda fue corta, pues rápidamente apareció un nombre sobre la mesa: Carolina Arregui.

La actriz aceptó de inmediato parchar la ausencia del conductor (desde el pasado lunes), y eso que jamás había hecho esa pega. "Podría quedarme en mi casa, pero me meto en la pata de los caballos, jajajá", dice Arregui a minutos de empezar una nueva emisión del espacio, que sale diariamente en vivo y en directo para América, Europa y Oceanía, a las 15.00 horas.

Esta nueva colaboración la obligó a dejar el panel de Muy Buenos Días, al cual se unió en el verano como una forma de justificar su sueldo actoral y sentirse útil, mientras esperaba otro proyecto del canal.

"Hay una cosa mía, de lealtad, quiero sentir que me levanto todas las mañanas y tengo algo que hacer, no que pasó la vieja, porque eso deprime. Uno puede ocupar el tiempo en muchas cosas, pero qué mejor que estar aquí, que te inviten, lo encuentro espectacular", reflexiona.

-¿Nace una animadora, Carola?

Lo estoy pasando muy bien, tengo un equipo que me apaña y apoya. Es un aprendizaje intensivo, una gran escuela para poder comunicar, eso es lo que me gusta a mí. De repente la vida a uno le da ciertos giros y podría suceder que hiciéramos algo entretenido, siempre apoyada por otra persona, un grupo...

- ¿Un programa?

Estoy abierta a todo, más ahora con las cosas que están pasando. Me atrevería a decir que es una de las facetas que me gusta, porque no debo hacer un personaje, estoy siendo yo misma.

- ¿En este debut te dejan fluir o hay freno de mano?

Trato de evitar decir mucha xuxada, jajajá, porque obviamente no se puede, además ni sabemos si en el extranjero me entenderán, jajajá. A veces se me sale, ¡y se me sale no más!, pero trato de ser siempre lo más auténtica y espontánea posible.

- ¿Qué es lo más difícil de ser animadora, te has mandado algún condoro terrible?

Uy, es complicado ser animadora, hay que seguir una pauta, además que yo entré de golpe y porrazo, adaptándome rápidamente, incorporándome al equipo. Lo más importante es ser uno, pasarlo bien. Hacer que la gente que esté afuera, en el extranjero, se sienta más cercana a uno. Y simplemente, si te equivocas, ¡te equivocas nomás!

- Así deberían ser todos los jefecitos.

Lo que pasa es que yo tengo esa licencia, porque no soy conductora, pero siempre trato de hacer un programa dentro de un tenor, ubicándome dentro de la pauta que hay. Pero, pucha, me pego mi desordenada, soy chacotera, me gusta reírme, divertirme.

- Ojo, que te ven en todo el mundo.

Sí, de aquí al mundo, pero prefiero ni pensar en eso, me da nervio, mejor imagino que estoy en el living de mi casa, pasándolo genial con mis amigos, todos apoyándome, riendo, en un momento agradable.

- En México también...

Sí, jajajá, de repente voy a mandar un saludo para allá.

- Y ya que sale el tema, ¿cómo va el romance de tu hija Mayte con Diego Boneta?

Mmmm, eehh, prefiero no tocar ese tema, son cosas que en este momento no me corresponden.

COMPARTIR NOTA