Eduardo Bonvallet: El emotivo recuerdo de Felipe Bianchi

Autor: La Cuarta

En De tú a tú, Bianchi recordó a su amigo, a quién incluso le ayudó a conocer a su última esposa, y asegura que fue “muy importante para el periodismo deportivo chileno”.


En rigor, cuenta Felipe Bianchi, desde su casa en Las Cruces, entrevistado por el programa De tú a tú, no se debieron de haber cruzado nunca.

Pero ocurrió y Eduardo Bonvallet se convirtió en un amigo muy especial.

“Fue muy importante Eduardo Bonvallet para el periodismo deportivo chileno y para mí también”, contó el comunicador.

Luego reflexiona: “fue muy atrevido en el periodismo deportivo cuando este era muy condescendiente”.

Ambos trabajaron junto en radio W, ex ADN, siendo “opuestos complementarios”.

De hecho, Felipe Bianchi cuenta una divertida anécdota de cuando trabajaban juntos en las oficinas de radio W.

El periodista relató cómo fue que ayudó a Eduardo Bonvallet a conocer a quien fue su última esposa.

“Un día llegó a la radio: ‘hueón, me enamoré anoche’. Yo sabía que estaba casado”, comenzó diciendo.

“Puta, pero no me va a pescar nunca, es una periodista igual que vos. Me miran en menos”, le dijo irónico Bonvallet.

“El único problema es que no sé cómo se llama, pero sí dónde trabaja. Es periodista del ministerio de Educación”, cuenta Bianchi que le dijo su amigo.

-Pero sabís qué, me voy a casar con ella.
-Hueón, pero la conociste ayer.
-¿Confíai en mí?
-Sí.
-Me voy a casar con ella.
-Cásate po.
-Pero no puedo porque no sé cómo ubicarla, ayúdame.

Al otro día, cuenta Felipe Bianchi, se sentaron en la oficina de Radio W y empezaron a buscar en el Mineduc.

Fueron uno por uno, “hasta que dimos con ella y la llamé”.

“Hola, soy Felipe Bianchi, no sé cómo decirte esto pero mi amigo Eduardo estuvo ayer contigo. Bueno y no sé qué… quería conversar”, recuerda Bianchi.

Luego agrega: “Cuento corto, se casó con ella”.

La muerte del Gurú

Mientras estaba en Nueva York, Bianchi recuerda que fue Sebastián Esnaola quien le mandó un mensaje por teléfono avisándole sobre el suicidio de Eduardo Bonvallet.

“Como que creyéndole y no creyéndole, porque podía ser”, recuerda el periodista.

“Me hubiera gustado estar acá, uno siempre piensa, a lo mejor si hubiera estado nos hubiésemos juntado… hubiera ido para el hotel…”

Felipe Bianchi dice que no pudo estar en el funeral, “fue complejo”.

Martín le pregunta por qué cree que Bonvallet tomó esa decisión.

“Estaba cansado, hace rato ya que estaba bien cansado por el cáncer. Se había separado…”, responde el periodista.

Luego cierra con la imagen que le quedó en su memoria del fallecido comentarista deportivo:

“Tuvo 170 juicios Bonvallet, ciento setenta. Pero yo solo tengo buenos recuerdos de él y hasta el día de hoy tú me decís ‘Eduardo Bonvallet’ y lo que más me genera es una sonrisa”.

Mira el capítulo completo

Seguir leyendo