“Es un acto de amor”: Martín Cárcamo recordó cómo fue el complejo proceso de adopción de su hijo Mariano

El conductor conversó con Cecilia Bolocco en el programa Todo por ti, en donde se sinceró sobre la decisión de adoptar a su retoño menor.

Martín Cárcamo y su madre Drina Papic fueron los invitados al reciente capítulo del programa de Cecilia Bolocco, Todo por ti.

Durante la conversación, Martín recordó cómo fue el proceso de adopción de su hijo menor, Mariano, que nació en Haití y llegó a Chile cuando tenía solo unos meses de edad

“Cuando Mariano por primera vez llegó a Chile, llegó a hospitalizarse, venía muy muy mal. No podía asimilar la comida”, reveló Cárcamo, agregando que tenía un alto nivel de desnutrición.

“Al principio muy temeroso…”

Con respecto a sus razones para adoptar al pequeño, Martín aseguró que “en nuestro caso yo creo que es un acto de amor, una decisión de amor, un llamado si quisieras decirlo, que no tiene explicación racional”.

El presentador relató que fue la madre de Mariano quien quería dar en adopción al pequeño en Chile. “Yo al principio muy temeroso, porque sentía que había que tener ciertas condiciones emocionales para adoptar. ¿Daré el ancho como papá adoptivo? Porque uno siente que no lo va a dar. A medida que fuimos conversando, me fui convenciendo”, confesó.

Tras esto, reveló que fue un proceso complicado en nuestro país, explicando que adoptar cuando se tienen hijos biológicos era difícil en aquel entonces, doce años atrás.

Martín entonces viajó a Haití para conocer a Mariano junto a Benito Baranda, quien le presentó a su hijo en el lugar donde estaba.

“Benito lo va a buscar, lo toma (...) lo saca así como el Rey León y me dice ‘este es tu hijo Martín’. Yo primera vez lo veo, tuve como instinto animal, lo agarro, le abro la boca y le doy un beso en la boca, quiero que sienta mi olor, quiero sentir su olor”, relató.

Sin embargo, Mariano se puso a llorar en ese momento, aunque Martín aseguró que cuando besó a su hijo sintió “una cuestión indescriptible, que alegría por él, como le va a cambiar la vida a él, este cabro hoy día va estar feliz porque tiene amor y efectivamente es así, a él le cambió la vida”.

“Pero a nosotros nos cambió mucho, con todo lo que ha costado porque cuesta, somos mucho más felices, tenemos una capacidad de amor mucho mayor, somos más empáticos”, aseguró.

“Es puro cariño”

Martín explicó que tuvo que volver a Haití tres veces más antes de poder traerlo a Chile a vivir con su familia. “Lo único que quería era sacar de Mariano de ahí y eso costó mucho”, relató.

“Lo vas reconociendo, lo vas criando, es muy emocionante cuando dice papá por primera vez y vas viendo como le va cambiando la mirada”, continuó.

En esa misma línea, agregó que “él partió con una mirada de mucha desconfianza, de mucho temor y, de repente, con el paso del tiempo, ves brillo en sus ojos, después una sonrisa, alegría”.

Finalmente, Martín cerró su historia comentando que hoy Mariano “es un niño que es puro cariño, que se siente libre. Lo único que quiero es que sea feliz, y por eso trabajo todos los días”.

COMPARTIR NOTA