Daniel Fuenzalida F.

Daniel Fuenzalida F.

Animador

Espectáculos

Francisco Vidal se transformó en Bienvenidos: De Héroe a villano

Víctima de un extraño embrujo, el rubio militante del PPD pasó de pedir a exigir la palabra. Hoy casi no deja espacio para los conductores intervengan y a juzgar por la cara de Tonka ya comienza a molestar su estilo.


De héroe a villano pasó Francisco Vidal en Bienvenidos. Es que hasta algunas semanas el ex ministro gozaba de amplia popularidad por sus acertados comentarios, chispeza y amena forma de entregar sus conocimientos. Sin embargo, algo pasó y abandonó todos los atributos anteriores.

¿Cuál fue el motivo del cambio del ex vocero? Difícil resulta precisar qué botón (switch, si se quiere en este caso) obturó para atravesar la vereda opuesta. Si incluso en esta misma columna hablamos de su carisma y de su pedagógico estilo para llevar la política a las grandes audiencias.

Víctima de un extraño embrujo, el rubio militante del PPD pasó de pedir a exigir la palabra. Hoy casi no deja espacio para los conductores intervengan y a juzgar por la cara de Tonka ya comienza a molestar su estilo.

La historia de Francisco Vidal con los medios tiene directa relación con su rol de ministro. Primero en el gobierno de Ricardo Lagos y después en la administración de Michelle Bachelet. Fue allí donde demostró en plenitud sus capacidades de comunicador. Histriónico, canchero y locuaz. Los atributos eran precisos para que una vez que ser terminara su ejercicio comenzara un periplo por programas de TV.

De la mano de Joaquín Lavín se consagró como un líder de las ideas de la centro izquierda. Más aún de expresar los proyectos de un sector político para grandes audiencias. Fue así como en “Bienvenidos” le pidieron anclar su trasatlántico de ideas. Y él aceptó para equiparar la balanza.

Sus primeras apariciones fueron algo caóticas en el marco de un esquema que se ajustaba a los rigores de tener a conductores y panelistas conectados desde sus casas. Pasó el tiempo, se aquietaron las aguas, y Vidal se transformó.
Hoy aparece imponiendo sus puntos de vista y monopolizando el micrófono. Un torbellino que azota al público del matinal de Canal 13.

Por lo mismo, ya se escuchan voces que piden que vuelva el vocero de antes. Ese personaje bonachón y simpático que combinaba la historia de Chile con los procesos actuales, siempre con una anécdota. El llamado es a que nos devuelvan al tío Pancho. Ya lo echamos de menos.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo