Matías Oviedo cuenta que su vida cambió tras el quiebre con Camila Hirane

Ambos actores, aunque siguen trabajando juntos en Verdades Ocultas, terminaron su relación en el primer semestre del 2020.


Luego de cuatro años de pololeo con Camila Hirane, el actor tuvo que hacer un cambio en su vida después de la separación.

Según lo relatado a Mestizos Magazine, el cambio que hizo en su vida fue también impulsado por Hirane.

Al inicio de la pandemia, la actriz le pidió a Matías que cuidara a sus perritas Blanca y Nina por una semana, que adoptó justo una semana antes de la pandemia.

La convivencia con las dos perritas le hizo clic a Oviedo, quien ya tenía dos gatos.

“Me enamoré de la energía que tienen los perros, están más presentes, son parte de la vida cotidiana. Los gatos son más independientes y viven su mundo. Se acercan cuando ellos quieren y creen que uno es la mascota (ríe). Los perros tienen esa cosa más cercana. Así es que decidí que quería tener dos perros”, le contó a la Magazine.

Y así fue como, ya para junio, había adoptado a los dos nuevos miembros de su familia, Vladimir (9 meses) y Cholito (6 años).

Como perros y gatos

El actor aclaró también que nunca fue muy cercano a los perros, que los tenían en su casa, pero que siempre prefirió la independencia de los gatos, razón por la que tiene a sus compañeros Brad Pitt y Canela hace 13 años a su lado.

Por eso, la interacción que tuvo con las mascotas de su ex pareja, impulsó la idea de darle una oportunidad a los caninos.

“Podemos decir que gracias a la Camila ahora soy Dog Lover. Además, quise dos porque siento que se acompañan cuando uno no está mucho en la casa, y me pareció que era lo mejor. Conozco algunas fundaciones que rescatan perros, los contacté y les comenté que quería adoptar”, explicó Matías.

El adaptarse entre perros y gatos se logró, ha regulado la convivencia y los recién llegados con el actor ya son inseparables.

“Yo ya soy con los perros, los tengo absolutamente incorporados. Absolutamente, son una compañía. Vivo solo, entonces son mis amigos, conversamos. Son una responsabilidad bonita, uno recibe feedback de vuelta. Los perros son muy transparentes y durante la cuarentena estuvimos en la casa y aprendimos a querernos”, concluyó el actor.

Seguir leyendo