Pancho Saavedra revela cómo fue grabar Lugares que hablan en «modo pandemia»

Autor: LaCuarta.com

El animador contó detalles de cómo ha sido preparar este nuevo ciclo del programa en un contexto donde el coronavirus sigue presente.


 El próximo 06 de marzo Canal 13 tiene programado el regreso de Lugares que hablan, que estrenará su nueva temporada que estuvo grabada en medio de la pandemia.

De hecho, en los adelantos se ve que el animador Francisco Saavedra ya ha sufrido algunos chascarros con el uso de las mascarillas, lo que será ahora algo que se verá constantemente.

En conversación con Página 7, el animador contó detalles de cómo ha sido preparar este nuevo ciclo del programa en un contexto donde el coronavirus sigue presente.

“Ya es toda una aventura grabar un programa en pandemia, sobre todo lo que tiene que ver con el contacto con la gente en distintas regiones. Hemos tenido que trabajar sorteando las distintas dificultades de la pandemia. De repente uno tiene todo programado para ir a grabar a un lugar y tenemos que depender de lo que digan las autoridades sanitarias para poder reaccionar a los cambios que vayan apareciendo”, parte explicando el animador.

Medidas de pamdemia

El conductor además cuenta que como equipo decidieron solo grabar en comunas que estén en Fase 3. El gran problema es que dependiendo de lo que diga el Plan Paso a Paso, esta idea sufrió varias modificaciones.

“Empezamos a salir a distintos lugares y teníamos que ver cuáles eran los protocolos de los hoteles, los protocolos de alimentación, entonces estábamos acostumbrados a hacer Lugares que hablan con tanto abrazo y con tanto cariño de piel que tuvimos que cambiar el switch y reducirlo a lo justo y necesario: a que en una casa de un entrevistado teníamos que estar con mascarilla y a cuatro metros de distancia”, agregó.

‘Pancho’ asegura que fue toda un hazaña grabar el programa. La idea original era grabar en marzo de 2020, pero al final empezaron los viajes en octubre, donde por fin pudieron reencontrarse con la gente.

Por otro lado, el animador no oculta que hubo cierto temor a la hora de empezar con los primeros capítulos: “La verdad es que ha sido desafiante en todo sentido, me acuerdo que cuando partimos no habían protocolos de hoteles todavía, entonces tuvimos que esperar a que el Sernatur publicara un protocolo para que nosotros pudiéramos viajar y ver cuáles eran las condiciones en las que podíamos desarrollar el programa”.

“Nosotros teníamos que ser súper responsables porque llegábamos a lugares que no tenían contagio, entonces la gente nos veía a nosotros como el COVID con patas, pero a su vez la gente fue súper responsable y generosa para poder recibirnos”, señaló el animador, que aseguró que se hicieron PCR en cada comuna a la que llegaban.

Seguir leyendo