Raquel Argandoña

Raquel Argandoña: “Hasta a un perro lo sueltas para caminar”

Raquel Argandoña acudió a la clínica psiquiátrica “El Cedro” y rompió en llanto, pues su hijo no ha podido iniciar su tratamiento y acusó a Gendarmería de tenerlo “amarrado 24 horas, de manos y de pies”. Sus abogados presentaron una cautela de garantía.


“¡Qué hablan los matinales sobre que esta clínica es un spa! ¡Mi hijo necesita tratarse!”. Esas sentencias, de desconsolación e impotentencia, fueron parte de las respuestas de Raquel Argandoña ayer, luego de visitar a su hijo, “Nano” Calderón, en el centro de salud mental donde cumple su prisión preventiva.

La Raca llegó pasadas las 11 horas al recinto (que su hija Kel describió como un espacio de relajo), ubicado en la comuna de La Reina, por petición de la psicóloga tratante, quien le informó que todavía no han podido iniciar el tratamiento para estabilizarlo de forma oportuna.

“Está amarrado 24 horas, de manos y pies, con una cadena. Ni siquiera se la sueltan para bañarse ni para comer. Hasta a un perro lo sueltas para caminar. ¡Es injusto! ¡Esto es injusto!”, dijo Raquel Argandoña, entre lágrimas.

Es por ello que los abogados de Hernancito, quien cumple prisión preventiva en ese lugar tras atacar el 11 de agosto con un cuchillo a su padre en su depa y ser formalizado por el delito de parricidio frustrado, tomaron la ofensiva.

¿Y qué hicieron? Presentaron al mediodía de ayer, en el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, una cautela de garantía debido a que su representado, según dicen, ha sido víctima de tratos crueles, inhumanos y vulnerados sus derechos por parte de sus custodios.

Denuncia

Los defensores del joven, Mario Vargas y Eduardo Lagos, acusaron a personal de Gendarmería, a cargo de su cuidado, de mantenerlo engrillado de pies y manos, día y noche, debiendo comer así y ducharse, y no se lo deja caminar ni salir de la pieza. Agregaron que está incomunicado y sin someterse a su tratamiento médico.

“Estos actos son completamente inhumanos y crueles, los que han perjudicado el tratamiento que debía seguir nuestro representado. Los tratos no se ajustan derecho y vulneran sus garantías constitucionales. Por ello, hemos recurrido al tribunal para que se establezca el imperio del derecho”, dijo Vargas.

La acción judicial fue ingresada luego de varias solicitudes previas y una carta al Director Nacional de Gendarmería de Chile, Christian Alveal, y al Coronel Juan Navarrete Gamboa, del Departamento de Seguridad Penitenciaria.

El propio abogado sopló en el exterior de la clínica psiquiátrica que “hicimos una denuncia a la PDI en este momento por los tratos inhumanos que Gendarmería de Chile le está haciendo”.

La Cuarta se contactó con Gendarmería de Chile para conocer su respuesta a las graves acusaciones en su contra, y desde la institución señalaron que no se referirán al tema, ya que “está en el ámbito judicial y seguiremos por esa vía”.

 

Polola de “Nano” contó su verdad: “Tenía miedo”

Rebeca Naranjo, la pareja de “Nano” Calderón, sacó el habla y le contó a Polo Ramírez, para el “Bienvenidos”, los actos de abuso sexual, según su querella, en contra de su suegro, Hernán Calderón Salinas, y el porqué tardó en ir a la justicia.

“Yo la verdad tenía mucho miedo. Sigo con miedo. Tenía miedo de hablar, de que no me fueran a creer (…) Muchos critican el hecho de que me haya quedado callada, pero ojalá ninguna mujer pase por esto”, dijo, respecto a las supuestas tocaciones del abogado.

“Yo ya tenía miedo de ir a la cocina, de salir sola al living, tenía miedo de que ‘Nano’ se metiera a la tina, una hora, dos horas. Me daba miedo que él fuera entrar (a la pieza), que me siguiera tocando o que quizás me fuera a violar”, agregó la joven, quien agregó que Hernán padre “me tomaba fotografías con su celular”.

 

Top de La Cuarta

Seguir leyendo