Roxana Muñoz acabó ayuno con una rica sandía

Autor: Paula Valdés

La modelo puso fin a 21 polémicos días sin ingerir alimentos como terapia para sanar su rodilla. Expertas en nutrición advierten los peligros, que bien la pudieron llevar a la muerte.


La radical dieta que llevó a cabo Roxana Muñoz llegó a su fin. Luego de 21 días sin comer -estaba a pura agua- por razones de “salud” y “espirituales”, que ella misma señaló, la modelo volvió a su rutina con el diente largo.

Así, al menos, lo evidenció en redes sociales cuando se morfó un trocito de sandía. “Fue increíble, estoy súper emocionada, me cuesta describir lo que fue volver a comer”, contó a La Cuarta la DJ, que decidió probar el ayuno prolongado terapéutico para sanar sus rodillas y retomar su vida normal.

“Es un método que da resultados, vi varios casos y quise intentarlo. A los días de comenzar noté un cambio, me sentí mejor, ahora viene el proceso de re alimentación que es donde se bota todo lo malo del cuerpo”, explicó sobre el proceso que ha sido supervisado constantemente por un especialista.

Eso sí, para llegar al reto de los 21 días Roxana vivió un proceso de forma gradual, pues su primer intento fue de 11 días y después se mantuvo con ayuno intermitente.

“Cuando hice el primer ayuno no pensé que lograría hacer el de los 21 días, pero la experiencia es muy linda, estoy más plena”, dijo.

Expertos

Si bien la ayuno terapia parece ser una forma efectiva de limpiar el cuerpo, al ser un sistema poco convencional no está exento de polémicas y desde el punto de vista nutricional, el panorama es el mismo.

Según explicó Ximena Palma, nutricionista y académica de la U. de Valparaíso, “nuestro organismo tiene la capacidad de almacenar sustratos energéticos que pueden ser utilizados cuando nuestra ingesta es insuficiente, entonces cuando se ayuna de forma total hay una serie de cambios, como que los órganos empiezan a gastar menos energía, por lo que si el ayuno se mantiene por muchos días puede comprometer la vida de la persona, especialmente cuando son personas delgadas”.

La especialista, además, agregó que “el ayuno total no es sostenible en el tiempo. De hecho, si se fijan en lo que pasó con Roxana, cada día estaba mas decaída y con menos energía para funcionar, lo que no es compatible con la vida de una persona que estudia, trabaja o realiza labores que requieren un mayor gasto energético”.

Una visión similar es la que tiene Ximena Martínez, nutricionista de la Red Salud UC Christus, quien recalcó que tomar el ayuno como un beneficio no es adecuado.

“Si se hace por muchos días llega un minuto en que el cuerpo está en cetosis inducida por el ayuno y el riesgo está en poder sufrir una hipoglicemia o descompensación, sobre todo en el período de realimentación que si no se hace bien puede generar trastornos e incluso la muerte. El ayuno intermitente se puede utilizar, pero bajo supervisión de un profesional y no un gurú”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo