Simón Oliveros

El repentino desahogo en vivo de Simón Oliveros: aclaró supuesto enojo con el Mucho Gusto

Autor: LaCuarta.com

"El otro día me mandan un pantallazo donde (dice) que tú estás como dolido con nosotros, ¿es así?", le preguntó sin anestesia José Antonio Neme.


«A veces uno no se siente valorado y pasa por malas etapas en las pegas. Pero el cariño de la gente que respeta y agradece tu labor como periodista hace que todo quede en segundo plano. Si uno trabaja en la TV debe ser para ayudar a la gente dentro de lo que uno puede hacer. En mi caso visibilizar. No tengo más ambiciones que eso. Mostrar la realidad».

Esa fueron las palabras que Simón Oliveros escribió hace unos días tras subir el video de un despacho que realizó en el Mucho Gusto, y que desataron una ola de especulaciones en Farandulandia.

Incluso, el tema fue abordado este domingo en el Que te lo digo, donde apuntaron a una supuesta molestia del periodista.

“Lo que yo supe es que, efectivamente, él está muy sentido con el programa, o con las decisiones que se han tomado en el último tiempo, porque hubo un momento en donde él aparecía como un conductor del programa y como el único conductor frente a la salida de Lucho Jara y después de José Miguel Viñuela. Y eso no ha ocurrido. Él ha bajado considerablemente sus apariciones en los móviles. Se dijo en algún minuto, cuando él sale del estudio, que iba a volver a la calle a hacer móviles y que, además, iba a tener apariciones con secciones dentro del programa. Igual iba a tener presencia en el estudio. Y eso no está ocurriendo», afirmó Hugo Valencia.

Sin embargo, este jueves fue el mismo Simón quien aclaró la película. Esto, luego que José Antonio Neme lo «encarara» en pleno matinal.

«El otro día me mandan un pantallazo donde tú estás como dolido con nosotros, ¿es así? Desahógate», le dijo el conductor del programa.

El desahogo de Simón Oliveros

Tras cartón, Oliveros se lanzó con todo y reveló la verdad de lo sucedido.

«José Antonio, tú crees esa la prensa de farándula tomó el teléfono y me llamó, y me preguntó qué yo había querido decir? O cómo estaba yo? Me mandaron un WhatsApp? Puro cahuín nomás», aseguró de entrada.

Y sobre la misma, agregó: «lo que hice yo, dame un segundo. Permíteme tomarme 30 segundos. La gente que me conoce sabe que yo no tengo problemas con nadie. Yo soy livianito de sangre, jamás voy a andar hablando leseras por detrás. Si tengo algo que decir voy y se los digo».

Tras cartón, explicó a qué se refería con la enigmática publicación que subió a Instagram, y que finalmente fue la que gatilló que se comenzaron a rumorear con su supuesta molestia.

«Llevo seis o cinco años en el canal. Si tengo problemas con la jefatura voy, le toco la puerta y le digo ‘sabes que pasa esto’. Yo soy un hombre nacido y criado en el Mega, qué voy a andar con cahuines. Ventilando cosas así como ambiguas. Lo que yo subí fue una foto que decía lo siguiente: a veces uno no se siente valorado. A veces uno está arriba, está abajo, pero lo que realmente importa, es el cariño de la gente que en esa pauta me lo demostró con afecto. No tiene ninguna ciencia más que eso».

Por último, le dedicó unas emotivas palabras a sus compañeros en el Mucho Gusto.

«Lo que a mí me molestó es que no me preguntaron a mí, no me llamaron. Nada más que eso, José Antonio. Tu sabes que te quiero a ti, quiero al equipo y jamás voy a andar con cahuines por fuera. He dicho», remató.

Seguir leyendo