Dos botellas de vodka al día: Vasco Moulian revela su dura batalla contra el alcoholismo

Autor: La Cuarta

El actor comentó los pormenores de sus días como alcohólico, y cómo los superó a partir de un tratamiento médico que a su vez le generó otros problemas inesperados.


Sin rodeos, el actor y exconductor televisivo, Vasco Moulian, detalló los duros días que vivió como adicto al alcohol, hace algunos años. En charla con Zona de estrellas, del canal Zona Latina, confesó que hace algunos años que llegaba a beber una botella y media o dos de vodka al día, y que comenzaba a beber desde las once de la mañana.

Pero en estos días, el exdirector de programación de Canal 13, está en plena rehabilitación. Para ello decidió someterse a un tratamiento por recomendación de su pareja; se trata de siete pellets instalados en su cuerpo, los que le mantienen a raya el deseo de probar siquiera una gota de alcohol.

“Yo me puse pellets. Es una cosa que te pones acá (apuntó a su cadera) y eso hace que, si tú tomas, te vas a la clínica y te puedes morir. Tengo siete pellets, no estoy bromeando”, comentó Moulian.

Pese a que el actor considera que el tratamiento ha sido exitoso, los pellets le han generado más de algún problema. Y él mismo detalló algunas situaciones vividas al respecto.

«Tuvimos un regaloneo con mi señora y ella se había tomado unas piscolas. Y en la mañana amanezco con peritonitis. Yo pensaba que era peritonitis -recordó-. Llegué a la clínica con peritonitis, ‘¡ay, pónganme morfina!’. Y los gallos decían ‘Vasco, ¿tomaste? porque estás rojo’, que es lo que te genera el pellets. Y le digo ‘¡viste, Coté (su pareja), por habernos portado mal’. ‘¿Cómo se portaron mal?’. Y ¡pah!, no me acuerdo más”.

¿La explicación a lo ocurrido? “Fue por la saliva de los besos que se activó el pellet. Para que tengan cuidado”, señaló.

«Las dos veces que me ha pasado, porque no he tomado nunca, (la otra ocasión fue por) una mostaza vencida que fermentó y lo mismo. Me pasó en Los Andes. Me iba a morir. Terminé en la posta y ahí, rápidamente, supieron lo que era. La segunda vez era muy raro porque decía ‘¿qué pasó?, ¿qué pasó?’, y no podían diagnosticarme».

Luego, Moulian dejó un mensaje muy particular. “Ministro de Salud, yo sé que tiene más problemas que la cresta, pero después, cuando se pasen los problemas, créame que el pellet debiese estar en el Auge o en algún sistema de salud pública».

Al cierre, Vasco detalló lo difícil que es convivir con un alcohólico. «Se te genera un conflicto grande con la familia, los hijos, en mi caso mis hijas. Esto yo lo hablo por la ciudadanía, por alguien que esté pasando el problema. Dejo mis redes abiertas. Yo ayudo en una fundación a personas que toman alcohol y otras drogas. El alcohol te lleva, es la droga más fuerte que te lleva a la que viene».

#Tags


Seguir leyendo