Viñuela fue pura emoción en su boda campestre

Autor: La Cuarta

El animador se casó ayer con la madre de sus dos hijos en Pirque. Javiera Suárez casi lo hizo llorar con una emotiva lectura. La hermana Nora, de la Fundación Santa Clara, bendijo las argollas y también casi le sacó lágrimas. “Estoy feliz, me uní al equipo de los casados finalmente, jajajá, estuvo muy bonito todo”, dijo el novio.

Él hizo un poco de ejercicio y ella se aplicó una buena máscara facial, para estar como lechuga en la tarde. Así fue la mañana de José Miguel Viñuela y Constanza Lira, antes de recibir a los 250 invitados que consideraron para su matrimonio civil, realizado ayer a las 17.00, en el Parque Lo Arcaya, en Pirque.

La pareja despertó temprano, hizo sus cosas, apapachó a sus dos niños como siempre, se relajaron y partieron a supervisar hasta del último tenedor que iba en las mesas, todas blancas, y adornadas con hermosas flores. Sí, flores, y muchas, de todos los tipos y colores, todo ad hoc al centro de eventos inmerso en un bosque de altos árboles y una hermosa naturaleza. Sencillo, campestre y muy elegante.

Sus amigos de la tele fueron llegando uno a uno. María Luisa Godoy, Javiera Suárez, Ivette Vergara con Fernando Solabarrieta, Begoña Basauri, Karen Doggenweiler, Lucho Jara y el gerente de producción de TVN, Eduardo Cabezas, entraron raudos y de etiqueta por el portón.

Luego se hizo presente la jueza del Registro Civil, elemento esencial en el evento.

Así, “Jose” y su amada sellaron su amor ante la ley. Se emocionaron hasta los huesos y contagiaron su sentir a los concurrentes. Además, hubo dos instantes que tuvieron más aún al borde de las lágrimas al ex animador de “Mekano”: la bendición que le dio la hermana Nora, de la Fundación Santa Clara (acoge a niños con VIH), gran amiga personal suya; y las lindas palabras que le dedicó Javiera Suárez.

“Estoy feliz, me uní al equipo de los casados finalmente, jajajá, estuvo muy bonito todo. Además, hubo una lectura de la Javiera Suárez que me emocionó bastante. Ando casi quebrándome para el llanto. La hermana Nora bendijo las argollas”, detalló Viñuela una vez terminada la ceremonia a campo abierto.

Tras el vínculo, se dio inicio al cóctel. A las 21 horas, empezaba la fiesta con música para bailar y un especial ochentero-noventero, seleccionado por el mismo novio.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo