Los cuidados a la hora de sanitizar el negocio para no padecer las peligrosas intoxicaciones

Asear el local es una tarea diaria y requiere tomar las medidas óptimas para no sufrir una intoxicación por ingestión, contacto con la piel o inhalación.


Día a día el almacenero vende a sus clientes una multitud de productos utilizados para limpiar el hogar y asear los lugares de trabajo. Pero también cada día dicho almacenero debe emplear esos mismos artículos para sanitizar su local antes de que se inicie la atención al público.

Y la idea es que tanto el almacenero como los usuarios finales en sus hogares, tomen los resguardos necesarios para utilizar los productos de desinfección sin sufrir las molestas y peligrosas intoxicaciones.

Lo principal siempre es seguir las recomendaciones del fabricante de cada producto, ya que elementos como el amonio cuaternario y el hipoclorito de sodio (cloro) podrían causar diversas reacciones adversas para la salud al utilizarlos en concentraciones mayores o al no diluirlos bien, generando irritabilidad en la vía aérea, lesiones de la mucosa ocular, gástricas y esofágicas, entre otras.

En ese sentido, Claudia Narváez, directora de carrera de Enfermería UDLA Viña del Mar, plantea que los productos más recomendables tanto para el hogar como para los negocios son los derivados del cloro y el alcohol, pues tienen menor riesgo de toxicidad para las personas. “En tiempos de pandemia, hay que usarlos dos o tres veces al día, sobre todo si hay riesgo de una persona contagiada en el lugar”, detalla la académica.

En cuanto a la aplicación de estos productos de desinfección en el almacén, las recomendaciones son:

· Siempre usar guantes y mascarilla al momento de aplicarlos.

· Abrir ventanas y cortinas del local a desinfectar para permitir la circulación de aire.

· Limpiar superficies con un paño húmedo con agua antes de aplicar el producto desinfectante para eliminar las macropartículas presentes.

· Aplicar el producto en todas las superficies necesarias, saliendo del almacén un rato apenas se termine para dejar secar y airear.

· Para desinfectar o limpiar textiles (cotonas, prendas de vestir), lavarlas con un ciclo de agua caliente (entre 70 -90 ° C) y agregar detergente común.

· Por último, guardar siempre todos los productos de desinfección en sus envases originales, fuera del alcance de los niños y lejos del sol.

Formas de intoxicación

Tanto los síntomas como el qué hacer frente a una intoxicación dependen de la forma en que ésta se produjo

En el caso de ingestión del producto, los síntomas son náuseas, vómitos, irritación esofágica, dolor e irritación gástrica, diarreas, etc.

Si es así, se debe identificar la solución ingerida; no dar a beber nada; llamar al Centro de Información Toxicológica (CITUC) y seguir las instrucciones entregadas por ellos, y acudir a un servicio de urgencia.

De presentarse por inhalación, los síntomas incluyen náuseas, vómitos, somnolencia, dolor de cabeza, sensación de fatiga o compromiso de conciencia.

Y por ello se debe movilizar al intoxicado a una zona ventilada y acudir a la brevedad a un servicio de urgencia.

Por último, si la intoxicación se debió a un contacto con la piel, se evidenciarán lesiones cutáneas de distintos grados, dermatitis severa y picazón o prurito.

En este caso se debe aplicar abundante agua en la zona que se expuso directamente al producto. Si la picazón se incrementa, no cede y se suman otros síntomas, hay que acudir a un servicio de urgencia.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo