Tener un almacén saludable es bueno para el comerciante y la comunidad

Varios son los alimentos que están ganando terreno entre quienes se preocupan por el incremento del sedentarismo debido a la pandemia.


La cifra es clara y preocupante: en Chile, el 86% de la población es sedentaria, según reveló la Encuesta Nacional de Salud en 2017. Tres años después se sumó la pandemia a esta realidad, que trajo cuarentenas y la prohibición de actividades físicas, y con ello un notorio incremento del sedentarismo.

Por tanto, resulta tan vital que los negocios de barrio, minimarket y similares se transformen en almacenes saludables, donde los vecinos puedan satisfacer sus necesidades de alimentos más naturales y menos procesados, tales como “snacks saludables del tipo barras de cereal, mix de frutos secos y semillas, fruta deshidratada, barras de fruta deshidratada, muesli, granola, jugos naturales, lácteos o bebidas vegetales, frutas y verduras”, según plantea Kerime Salamé, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Las Américas.

“Frente a las elevadas prevalencias de obesidad, las personas están buscando alternativas más sanas para comer y que aporten fibra que dé mayor saciedad; por ejemplo, la avena. En el caso de los frutos secos, el aumento se debe a sus ácidos grasos de buena calidad que tienen principalmente funciones a nivel cardiovascular”, explica por su parte Ximena Rodríguez, directora de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Bernardo O’Higgins.

“Es importante destacar también la gran influencia del marketing en los hábitos de consumo de la población. Actualmente existe una fuerte tendencia por promover el consumo de ciertos alimentos con el nombre de ‘superalimentos’ o ‘super food’, que han generado un fuerte impacto en los patrones de consumo, aumentando la demanda de diversos productos alimentarios más saludables y naturales y, con ello, su producción y venta”, añade la docente de la UDLA.

Snacks y frutos secos

La misma académica apunta que al momento de elegir qué producto saludable va a vender en su negocio, “es fundamental que lea las etiquetas de los alimentos y priorice la selección de aquellos que tengan menos ingredientes y que éstos sean naturales: en el caso de las barras de cereal, preferir aquellas crudas por sobre las horneadas; en el caso de los frutos secos, preferirlos naturales, sin sal, ni azúcar, ni miel; por ejemplo”.

Por otra parte, la rotación de estos productos en los almacenes de barrio “depende del tipo de snack que se comercialice y el lugar en el que esté ubicado el almacén”.

Por último, agrega que “los alimentos naturales poseen un valor nutricional mucho más completo que aquellos procesados, y además no poseen químicos como colorantes y preservantes”.

Ley de etiquetado

Para la académica de la UBO, la actual Ley de Etiquetado en los alimentos, “ha sido una excelente iniciativa, siendo reconocida a nivel mundial, ya que al consumidor le da herramientas claras y precisas de qué alimentos seleccionar de acuerdo al contenido de calorías, sodio, azúcares y grasas”.

A lo que Kerime Salamé añade que “actualmente un mayor porcentaje de personas leen las etiquetas de los alimentos; por lo tanto, podríamos decir que esta ley ha ayudado a orientar la decisión de compras, más que a masificar el consumo de alimentos saludables”.

Respecto de qué manera se puede incentivar a los niños a que consuman alimentos saludables, la docente de la UDLA plantea que “hoy día existen varias maneras, la más importante es que como adultos seamos ejemplo para los más pequeños. El incentivo de un niño para consumir ciertos alimentos está determinado, en gran medida, por los hábitos alimentarios familiares; por lo tanto, no solo basta con enseñar, sino que, además, los padres o tutores deben ser modelos a seguir. Otra manera es que en los establecimientos educacionales se enseñe sobre alimentación saludable desde cursos pequeños, con el objetivo de concientizar y entregar las principales herramientas para la elección de alimentos, y finalmente, cabe destacar la importancia de mejorar el marketing que ofrece hoy día la industria alimentaria en relación a los productos orientados al consumo de los niños”.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo