Chilenos que eligen una vida sana impulsan el mercado del agua mineral y la purificada

Desde hace unos años se pueden encontrar con o sin gas y con diversos sabores y aromas para todos los gustos.


Hasta un tercio de la venta de líquidos en un almacén corresponde a las aguas minerales, los jugos y néctares. Pero en particular las primeras han tenido un crecimiento notable en su consumo por parte de los chilenos, debido a las nuevas generaciones y su compromiso con una mejor salud y cuidado del medio ambiente.

Así al menos lo evalúa Carlos Raggio, gerente general de Club Almacén, quien destaca la oferta cada vez más amplia de estos bebestibles en el mercado. “Hace varios años existía un solo tipo de agua mineral, de distintas marcas, pero todas eran similares, muy gasificadas. Hoy el agua se embotella con distintas cantidades de gas, con burbujas más pequeñas y también están las aguas minerales sin gas”, explica.

Y detalla que eso ha llevado a que el mercado se amplíe con nuevas opciones pensadas en captar a públicos cada vez más específicos con suaves sabores y aromas de frutas.

Vida sana

Hoy se pueden encontrar muchas alternativas de sabores y la tendencia es que vayan surgiendo nuevas opciones, como el aloe vera o los frutos del bosque, por ejemplo, porque sin duda se trata de un producto cada vez más solicitado por su vinculación con una vida sana: no aporta calorías, no cuenta con azúcar añadida y, lo más importante, quita efectivamente la sed.

Y hablando de sed, Raggio destaca la importancia de que, en la medida de que se acerca el verano, el comerciante le destine cada vez mayor espacio a las aguas minerales en el cooler del almacén. “Sin duda que el comprador acalorado y sediento preferirá el agua helada, así que si no la encuentra en un negocio irá a buscarla a otro”, resume Raggio.

“En todo caso, estas tendencias varían por ciudad, por comuna, por barrio y hasta por vecindad, así que lo ideal es que el almacenero tenga muy claro cuáles son los tipo de agua mineral que más se venden para que cuente con el stock necesario y, por otra arte, no dedique espacio en el cooler a aquellas que tienen poca o nula salida”, precisa.

Botellones

Consultado respecto de la conveniencia de que el almacenero venda en su local botellones de 20 litros de agua purificada, el gerente de Club Almacén asegura que “es una muy buena idea, porque hay quienes tienen muy arraigada la costubre de beber esa agua, por lo que encontrarla en el almacén del barrio tiene el beneficio de que por el volumen no es necesario ir tantas veces a comprarla, lo que es más seguro, y también resulta ser más económico”.

A su vez, enfatiza que “todos los datos que existen son de antes de la pandemia, que hizo aumentar la cesantía y afectó el bolsillo de las familias, por loque el almacenero debe estar atento a las nuevas realidades de sus clientes para contar con aquellas aguas, jugos y bebidas que más se consumen ahora”.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo