Sumar los helados a la oferta del almacén es el mejor negocio en esta época del año

A partir de estas fechas su demanda, así como la de bebidas, jugos y aguas minerales, aumenta en un 40% respecto a los meses de marzo a noviembre.


La clásica casata de tres sabores es desde hace muchos años uno de los helados más vendidos en el país y la razón es simple: chocolate, frutilla y vainilla son los tres sabores preferidos por los chilenos. Y por ello es sin duda uno de los helados que el almacenero debería tener de todas maneras a disposición de su clientela ahora que está cada vez más próxima la llegada del verano.

“En formato familiar el negocio debería incorporar esos sabores clásicos porque son de gusto de los chilenos, pero también el almacenero debería tener helados individuales disponibles para el consumo inmediato en forma de paleta y barquillo”, asegura Patricia Esparza, académica de la Facultad de Ingeniaría y Negocios de la Universidad de Las Américas.

La académica aprovecha de ampliar la mirada sobre el tema y detalla que, por ejemplo, “los helados de vainilla se utilizan para preparar café helado, en tanto que el helado de piña se puede mezclar con gaseosa para preparar una bebida a los niños. Y para los adultos se puede mezclar con espumante o bien el clásico Terremoto”.

Pero además existen varios otros tipos de tragos que incluyen diversos helados, como el “Dulce María”, que incluye vodka, amaretto y helado de vainilla, entre otros ingredientes. Y los helados de chocolate, limón y mango también se emplean en otras preparaciones.

Ojo que los helados deben quedar si o si en el congelador, por lo mismo es importante planificar el abastecimento para no perder producto por no tener espacio para congelarlo en el almacén.

Bebidas y aguas

Por otra parte, como apunta la docente de la UDLA, “con el cambio de temporada, la demanda de bebidas, jugos y aguas minerales aumenta en un 40% respecto a los meses de marzo a noviembre, debido al cambio de clima y las actividades que realizan tanto las personas como las familias al aire libre. Por ello, es una buena opción buscar un proveedor que pueda dar un abastecimiento continuo a una demanda que en cifras históricas aumentaba en promedio un 6% anual. En general, las bebidas gaseosas representan un mayor consumo, llegando al 75 % de la demanda de esta industria”.

Y a continuación detalla que por ello “las bebidas que se deben ofrecer en el negocio son gaseosas, pero también aguas minerales, aguas saborizadas, jugos y néctares, bebidas para deportistas, a base de té y café”.

Respecto de la presentación de estos productos al público, indica que “las bebidas individuales debieran estar en un display que las mantenga heladas en espacios de mayor circulación y acceso de los clientes, ya que son de consumo instantáneo, mientras que las bebidas familiares pueden estar en baja temperatura o en condiciones normales, ya que son en general una compra más planificada”.

Esparza aclara que “en Chile existe una tendencia creciente en el consumo de bebestibles light y zero, y un descenso en los bebestibles azucarados, a un cuando estas últimas se consumen en mayor cantidad. Por ello, al abastecer el almacén es conveniente considerar una mezcla que contenga las opciones light, zero y azucaradas.

“Respecto al tamaño, las familias prefieren las opciones con mayores centímetros cúbicos, especialmente por el ahorro que esto implica. En tanto, no se deben descartar los tamaños individuales que son fáciles de transportar en gaseosas, bebidas funcionales y aguas saborizadas, las cuales son de consumo inmediato”, añade.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo