La necesaria higiene debido al Covid-19 tiene su mejor aliado en los detergentes

Existe una gran variedad de formatos líquidos y en polvo, y a las marcas tradicionales se han ido sumando otras en los que ofrecen bajos precios.


La higiene profunda y continua que requieren las personas y sus prendas de vestir debido a la pandemia han impulsado con fuerza la venta de los detergentes, en sus diversos formatos y presentaciones, en la gran mayoría de los almacenes de barrio.

“Además, el consumo por estos productos es permanente, por lo que al ir por ellos al almacén seguramente gatillará que el cliente compre algo más”, plantea Marcelo Ortiz, director de La Escuela de Ingeniería Comercial de la Universidad Bernardo O’Higgins.

Según sostiene el académico, pese a la popularidad de los detergentes en polvo, “hoy existe un aumento en la demanda por lo líquidos ya que se disuelven bien y se acrecientan con agua. Para estos tiempos, es ideal vender recargas que son más económicas y que contribuyen con el medio ambiente, ya que aún todo lo liquido se maneja en envases plásticos y generan muchos residuos”.

– ¿Es recomendable vender sólo las marcas tradicionales o se deberían buscar nuevas alternativas?

– Las tradicionales deben permanecer, ya que el cliente es leal a sus marcas. Sin embargo, se observa un aumento de nuevas marcas que son más económicas y que deben ofrecerse al cliente, especialmente ante la necesidad que se ha generado por la mala situación económica. Las marcas tradicionales deben competir en precio, ya que las personas sin duda alguna recurrirán a los sustitutos de menor valor. El almacenero debe satisfacer esta necesidad de ahorro de sus clientes.

– ¿Cuáles son las nuevas tendencias en este tema que deberían conocer los almaceneros?

– Las nuevas tendencias son los concentrados que se diluyen en agua y por lo tanto ocupan menos espacio y menos envases, lo que los hace más económicos; generalmente los formatos son de recarga.

“Otro punto importante es que la calidad no es tan importante en los líquidos como los detergentes en polvo, ya que estos últimos cuesta que se diluyan en agua, generando manchas en la ropa e incluso dañando las lavadoras y desagües. Y consideran también un gasto excesivo en agua al tener que repetir los lavados”, añade.

– ¿Qué sitio en el almacén deberían ocupar los detergentes para llamar la atención y que productos no deberían estar cerca?

– Los detergentes en general y considerando los más económicos, tienen frágiles envases por lo que pueden generar algún riesgo a la salud si contaminan alimentos, por lo que es recomendable mantenerlos en lugares alejados de los comestibles y no en lugares altos, ya que se pueden romper con facilidad y dañar a quien los manipule. La importancia es presentarlo al cliente como una línea de productos de aseo en un área limpia, iluminada y que refleje lo que realizan: limpieza.

– ¿Es aconsejable crear packs de limpieza?

– Es una medida excelente, que fortalece la oferta de un almacén y atrae clientela. Son elementos que siempre se venderán y si se ofrecen en un pack con un descuento atrayente, captará más ventas y fidelizará a los compradores.Es la lógica de vender más por menos, pero al final, la utilidad es mayor y se gana en clientes felices que volverán.

“Un almacén que no tiene ofertas no existe”, concluye el docente de la UBO.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo