Los 7 beneficios de incorporar la tecnología a la administración del negocio

Autor: Comerciante

Entre las herramientas a utilizar se pueden mencionar las páginas web, redes sociales, aplicaciones y el código QR, por ejemplo.


Si hay algo que tiene claro Patricia Esparza, académica de la Escuela de Ingeniería Comercial de la Universidad de Las Américas, es que hoy «las herramientas tecnológicas se hacen imprescindibles y pueden ser utilizadas en los distintos procesos que desde las compras de productos hasta el análisis de ventas de manera que se tenga información en tiempo real sobre los productos».

Y de inmediato detalla que «entre estas herramientas se encuentran las páginas web, las redes sociales, los Google Ads, los planificadores de tareas, Google Forms para la realización de encuestas a clientes, las planillas de Excel, los repositorios en la nube tipo Google Drive, aplicaciones para la venta de productos, y el uso de códigos QR para llevar el control de los inventarios al día».

Cuando se le pregunta por los beneficios a corto y mediano plazo de comenzar a digitalizar el almacén con este tipo de tecnologías, la docente menciona siete:

1. Tener mayor presencia en el mercado.

2. Fidelizar a los clientes.

3. Tener una información ordenada y realista respecto a los productos y los stocks.

4. Mejorar la planificación

5. Focalzar la oferta de productos.

6. Disminuir las pérdidas.

7. Mejorar la planificación de pagos y cobros.

«La digitalización mejora la información del negocio en general y permite que se los recursos se manejen de mejor manera», resume.

Sumar otros servicios

Por otra parte, y respecto de la posibilidad de que el almacenero sume nuevos servicios a su oferta a los clientes, Patricia Esparza menciona algunas opciones, como el pago de cuentas, la venta de chips telefónicos, servicios de recargas de celular, venta de boletos de juegos de azar, recaudaciones para donaciones a Fundaciones, recarga de tarjeta BIP y pequeños giros de dinero. Todas son maneras, además, de atraer nuevos clientes al local».

Pero la docente aclara que no es pensar y hacerlo, pues, por ejemplo, «es necesario tener buenos proveedores de internet para mantener la continuidad del servicio, además de contar con dispositivos electrónicos para la realización de las transacciones».

«Se sugiere que se destine un espacio específico y delimitado para estas operaciones, de preferencia una zona más alejada a la entrada del negocio, en donde además transite menos público», ahonda sobre el tema.

Respecto de opciones del tipo Sencillito o Caja Vecina, la académica de la UDLA precisa que «este tipo de operaciones requieren de un cierto grado de seguridad y confiabilidad. Cada transacción contiene un número de serie único e irrepetible para la certificación del pago realizado. La conveniencia depende de la cantidad de transacciones que se van a ejecutar».

Por eso, «es necesario sopesar los beneficios y los costos de estas alternativas, como también evaluar las inversiones que requieren, los ingresos extras que generan, las cláusulas de los contratos con las empresas, los seguros involucrados, los requisitos de operación, y los términos en los cuales se basa el contrato de servicios considerando los riesgos que ello involucra», apunta.

«Siempre se debe tener en cuenta que pueden ocurrir fallas en los sistemas de pagos, y anticiparse revisando las responsabilidades frente a éstas. Lo peor que nos puede pasar es la pérdida de confianza de los clientes», concluye.

#Tags


Seguir leyendo