Los mejores consejos para echar a andar y manejar un negocio saludable en el barrio

Es fundamental hacer un análisis de lo que los consumidores piden de forma recurrente y aumentar el stock de esos productos.


“Si hablamos de un almacén saludable, en primer lugar, es importante considerar la ubicación y definir el público objetivo al que se quiere apuntar, y sobre la base de esto, establecer la línea de productos que se va a ofrecer para llegar a ese público en particular”, plantea sobre el tema la docente de la UDLA, Kerime Salamé.

Una vez implementado el negocio, “es fundamental hacer un análisis de lo que los consumidores piden de forma recurrente y aumentar el stock de esos productos, o bien, agregarlos. Además, explica que “es recomendable tener cierta variedad de productos, por ejemplo: sólidos, líquidos, perecibles, no perecibles; que faciliten la compra y no la limiten. Y también es importante establecer precios de acuerdo al público objetivo al que se quiere apuntar, asociado a la ubicación del local”.

Aquello, además de contar “con una variedad de frutas y verduras, lácteos, legumbres, tarros de atún o jurel, frutos secos, alimentos integrales como el pan integral, avena, pastas y arroz integral”, añade Ximena Rodríguez, quien también aconseja “visibilizarlos más al interior del almacén y ojalá que estén acompañados de gráficas que indiquen beneficios y cantidad recomendadas para su consumo y, de esta manera fomentar su venta”.

Alimentos sin gluten

El gluten es una proteína presente en algunos cereales, como el trigo, centeno y cebada.

“Los productos sin gluten son beneficiosos para aquellas personas intolerantes al gluten (enfermedad celiaca), quienes deben adoptar una Dieta Libre de Gluten (DLG) de por vida. Si bien se han realizado estudios que podrían relacionar el consumo de gluten con procesos inflamatorios; no existe una recomendación general para eliminar el gluten de la dieta en personas sanas”, manifiesta la docente de la UDLA.

En ese sentido, añade que “actualmente, encontramos una amplia variedad de alimentos saludables y completos sin gluten, que permiten que las personas que padecen enfermedad celiaca tengan un dieta variada y equilibrada, favoreciendo la absorción correcta de nutrientes y la ausencia de síntomas”.

Pero advierte al almacenero que se interese por comercializar esta línea de productos, que “los alimentos sin gluten deben estar certificados con el logo ‘sin gluten’. En Chile existen entidades como Convivir -la fundación de intolerancia al gluten- y Coacel -la corporación de apoyo al celiaco-, que certifican que las empresas alimentarias que producen este tipo de alimentos cumplan con la condición ‘libre de gluten’”.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo