Los mejores trucos para visibilizar los productos en el almacén

Autor: Comerciante

Hay que fijarse en el orden, la ubicación y visualización, explica el académico Rodrigo Castillo, de Duoc UC, sede Maipú.


Sin duda que el cómo y dónde deben ser exhibidos los alimentos para la despensa son asuntos críticos, y al respecto el experto Rodrigo Castillo aclara que “eso depende mucho del local, del tipo de tienda, de las zonas frías y calientes, es decir los sectores menos y más transitados, y de la amplitud y profundidad del surtido de productos en categorías y variedad”.

El académico de la Escuela de Comunicación de Duoc UC, sede Maipú, precisa a continuación que “por ejemplo, los supermercados y minimarket utilizan góndolas para la exhibición de los productos. De esta manera hay productos que tienen mejor visualización que otros y, por tanto, los clientes los encuentran con mayor facilidad.

Es así como puede utilizarse esa información para atraerlos hacia productos que no se consumen tanto y ofrecerlos como complementos, del tipo arroz y tarros de mariscos, o pastas y latas de champiñones, por ejemplo. Es importante que la tienda exhiba claramente que cuenta con dichos productos de consumo frecuente, ya que resulta un gancho de ingreso a la tienda”.

“Podemos adoptar distintas políticas de orden de estos productos; por ejemplo, se pueden ordenar de izquierda a derecha, los más pequeños hacia los más grandes, y así nos aseguramos que primero vean a los más chicos, ya que tendemos a mirar de izquierda a derecha. Lo otro que puede hacerse es ordenar por productos similares o por bloques de color. Eso salta mucho a la vista”, añade Castillo.

“También puede utilizarse un criterio de venta y poner los productos más vendidos a la altura de los ojos, lo que provoca una atracción inmediata hacia los más vendidos y así aumentar los volúmenes de compra. Por último, una táctica psicológica también muy ocupada es la de dejar espacios vacíos entre productos, lo que genera en el cliente potencial la idea de que es un producto que se vende mucho, por tanto ‘debe ser bueno’”, complementa.

Pero el docente ahonda aún más en el tema y valora especialmente el que “en un ejercicio de transparencia y confianza para con el cliente, es fundamental exhibir los precios claramente”.

Facilitar la compra

Por otra parte, y dado el poco tiempo para comprar, entrega algunas recomendaciones para que el almacenero ayude al cliente a hacer sus compras de manera más eficiente y rápida: “Los almaceneros deben tener como mantra, no sólo los protocolos de higiene, sino además la eficiencia en la velocidad de la compra. Es clave que se tenga a disposición los productos de primera necesidad, los más vendidos”.

“También es importante que todos los precios estén claros y sean fácilmente legibles, pero también que el material gráfico incentive la compra, en especial de aquellos productos que han dejado de comprarse debido al aumento del gasto en alimentos de primera necesidad. Es así que un material gráfico atractivo puede estimular la compra por impulso y la compra no planificada. Por último, se debe tender a simplificar los procesos de pago y tener todas las alternativas para estos”, agrega.

Para cerrar, Rodrigo Castillo plantea que “es importante que los comerciantes de pequeños locales y los almaceneros en general, estén revisando las noticias sobre los productos que más se consumen a nivel país y mundial y no sólo que se queden con la percepción que tienen en la venta diaria. Hay que manejar cifras más globales y a nivel país para poder identificar tendencias y aprovechar las oportunidades que pudiese estar presentando el mercado, todo en función de mantener el negocio y, a la vez, entregar una mejor oferta al consumidor”.

#Tags


Seguir leyendo