Mantenciones alargan vida útil de su negocio en cuatro ruedas

Tiene que ver con los costos operacionales, porque al final prevenir es mucho más barato que solucionar un problema.


Adquirir un vehículo comercial para potenciar el negocio es cada vez más importante, sobre todo tras la aparición del Covid-19 y los cambios que conllevó.

Pero antes de hacerlo hay que tener varias cosas muy claras, como el uso que se le quiere dar, dónde se lo piensa utilizar, el rendimiento y la mantención que se le debe hacer.

Claro, porque todo aquello tiene que ver con los costos operacionales del vehículo e influyen de una u otra forma en la vida útil que pueda alcanzar. Y por eso el no estar atento a la mantención periódica y programada del móvil puede conllevar graves problemas.

“Una de las cosas más importantes que debe entender el usuario es que el fabricante es quien mejor conoce el vehículo, por lo que es muy importante cumplir con las pautas de mantenimiento que les entregan a los servicios técnicos”, advierte de entrada José Miguel O’Ryan, director de carreras de Mecánica Automotriz y Autotrónica de Duoc UC, sede San Joaquín.

Según el docente, “si no se cumplen con estas pautas de mantenimiento y no se ocupan los repuestos que corresponden y cuando corresponde, se pueden generar fallas y daños en los vehículos”.

“Las mantenciones son para evitar estas fallas y disminuir la posibilidad de que ocurran averías costosas, como un fallo en la transmisión o en el motor”, detalla a continuación.

En definitiva, prevenir es mucho más barato que solucionar un problema en el vehículo.

Qué incluye la mantención

Una mantención periódica debería incluir temas como:

Cambio de aceite, porque uno nuevo y de buena calidad alarga la vida del motor, reduce el desgaste y evita el sobrecalentamiento.

Cambio de filtros, tanto de aceite como de aire, porque se deben eliminar las impurezas que captó durante su uso.

Revisión de neumáticos, que incluye revisar el nivel de presión de aire y su condición externa, pero que también puede incluir el cambio de lugar para que se gasten de manera pareja.

Frenos, sin duda de los más importantes y vital para una conducción segura. Y por eso hay que revisar las pastillas y el líquido de frenos.

También se deben revisar durante la mantención el sistema de luces del vehiculo, el nivel del líquido refrigerante, y el funcionamiento de las bujías, correas y mangueras, entre otros elementos.

“Una de las cosas fundamentales para cuidar los vehículos es tener una conducción siempre a la defensiva, evitar las aceleraciones y frenadas bruscas, pasar por malos caminos a altas velocidades. Todo eso genera un mayor desgaste en los distintos componentes del vehículo. Por ejemplo, en las pastillas de freno o en el sistema de suspensión”, concluye José Miguel O’Ryan.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo