Motos y otros vehículos comerciales que ayudaron al negocio a enfrentar la pandemia

Para abastecer el almacén y hasta para llevarle las compras al cliente a su hogar, fueron muchos los que se la jugaron con algún modelo para subir las ventas.


Nunca se han vendido tantas motos en Chile como en el 2020. Y con algunos de los más requeridos vehículos comerciales pasó otro tanto. Sin embargo, las cifras en los artefactos de dos ruedas es sencillamente histórico.

Y la razón principal para que esto ocurriera justo este año es, por supuesto, la pandemia que afecta al país desde marzo pasado. La llegada del Covid-19 fue un remezón muy fuerte para casi todo el comercio, y aquellos negocios dedicados a proveer alimento y otros artículos de primera necesidad también debieron adecuarse a la nueva realidad, que en muchos casos significó cambiar la forma de abastecer el almacén y también el reparto de las mercaderías a través del delivery.

La decisión de qué vehículo es el que mejor se adecua a las necesidades del almacén no es fácil de tomar. Pero una buena referencia es conocer cuáles fueron los más solicitados durante el año que termina.

Motos

Como se precisa al inicio de la crónica, las motos fueron la gran sensación del 2020. Se trata de un vehículo muy práctico para el traslado de una cantidad moderada de carga, que es muy económico tanto en el uso de combustible como en el servicio técnico en caso de una avería.

El comerciante debe fijarse en tres aspectos antes de adquirir una moto para su negocio, según detalló José Ignacio Zenteno, Brand Manager en Honda 2W: El factor económico, que incluye el precio, el rendimiento y la mantención; la seguridad que brinda el vehículo, para lo cual es esencial fijase en el sistema de frenos y de la suspensión; por último, la comodidad del conductor encargado de trasladar la compra hasta su destino.

Cargo box refrigerado

Las restricciones al desplazamiento impuestas por la cuarentena hizo que muchas personas tuvieran que cambiar sus hábitos de compra y también de alimentación. Claro, porque la venta de productos refrigerados y congelados se disparó desde marzo en adelante, y para abastecer el negocio sin que se rompa la cadena de frío fueron muchos los que optaron por invertir en un vehículo del tipo cargo box refrigerado.

Se trata de un vehículo versátil, de tamaño medio y gran capacidad de carga. Además, al tener carrocería cerrada, entrega una mayor seguridad a los productos, que no se ven expuestos a las inclemencias del clima y se aminora el riesgo de robo o hurto.

Camión de tres cuartos

Por su gran capacidad de carga y no requerir una licencia profesional, el camión de tres cuartos es uno de los vehículos más útiles en el mercado, porque facilitan el transporte de carga en zonas urbanas, y muchos tienen un peso bruto vehicular inferior a los 3.500 kilos, lo que permite conducir con la licencia clase B.

Sin embargo, hay modelos que superan el peso mencionado, por lo que es muy importante averiguar ese tema antes de embarcarse en la compra. En su mayoría se trata de vehículos con cabina simple, ya sea con chasis o pick up, y que cuentan con un diseño interior ergonométrico.

Eléctricos

En 2021 “vamos a tener probablemente una venta muy significativa de vehículos eléctricos, en particular para la última milla”, aseguró hace unos meses Alberto Escobar, gerente de Movilidad del Automóvil Club, cuando se refirió a las nuevas tendencias del mercado de vehículos, porque “son ideales para repartir en la manzana y en la zona de influencia que tenga el negocio en los alrededores”. Por ello no extraña que en todos los países en que se flexibilizaron las medidas restrictivas a la movilidad, “se disparó la venta de vehículos eléctricos, como furgones, motos, bicicletas y toritos”, asegura.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo