Póngale ciencia y arte a la renovación del mobiliario de su negocio este verano

El experto en Neurociencia aplicada al Marketing, José Manuel Saldaña, brinda algunos consejos para potenciar las ventas.


Aprovechar el verano para hacer renovaciones en el local es una opción que deberían estudiar muchos almacenero hoy en día, sobre todo para estar mejor preparados para una eventual segunda cuarentena, considerando la experiencia de lo ocurrido desde marzo pasado.

Pero hacerlo sin tener una idea clara de cómo emplear este momento para mejorar las ventas e incrementar la seguridad puede resultar más en un gasto que en una inversión.

Renovar el local “permite aumentar la estética de los productos que, junto a los precios, es la razón principal por la cual los clientes vuelven a comprar a un almacén”, plantea José Manuel Saldaña, docente de la Escuela de Administración y Negocios de DUOC UC.

El experto en Neurociencia aplicada al Marketing explica que al remodelar el almacén “el ideal es hacer una combinación de formatos de muebles” que permita, por ejemplo, “que los productos sean exhibidos desde los precios más económicos a los más caros, o viceversa”.

También apunta que “lo más importante es que las estanterías estén lo más cercanas a la luz del día, ya que la luz natural va cambiando durante la jornada. Diferentes estudios de neuromarketing demuestran que los lugares oscuros afectan la psiquis de las personas y desmotivan a los clientes a comprar”.

Por otra parte, “para la psicología del consumidor es recomendable cambiar el orden de los muebles una vez al año, para generar en los clientes lo que se denomina ‘Impacto Visual’, pues lo desconocido muchas veces trae un aumento en el consumo”, acota.

Arte y ciencia

Según plantea el académico, un cambio en el mobiliario del almacén “sin duda que a futuro será una inversión, porque desde la mirada del neuromarketing la venta se considera tanto un arte como una ciencia. Lo artístico se refleja en el uso de elementos visuales, como gráficas, líneas, planos, colores, etc. Por otra parte, se considera una ciencia, porque el aumentar las ventas es un propósito específico y utiliza conceptos de la psicología para influir en las emociones y el comportamiento de compra de los consumidores”.

A continuación el experto recomendó tres tipos de muebles que se pueden combinar en un almacén: “Los circulares, que habitualmente pueden ser máquinas refrigeradas para la exhibición de pasteles o productos alimenticios; los totem, que permiten la exhibición de la mercadería de manera vertical y separados por bloques, y las mesas nido, que es la exhibición en escalera donde se resaltan de mejor manera la línea de productos”, finalizó.

#Tags


Seguir leyendo