Presentado por

Sepa cómo escoger un buen equipo para congelar sus productos

Estos le ayudan a prolongar la vida útil de los alimentos y mantienen sus propiedades organolépticas.


Ralentizar el normal deterioro de los alimentos y prolongar su vida útil, manteniendo sus propiedades organolépticas, es decir, aquellas que pueden ser percibidas por los sentidos, es la importancia del uso de la refrigeración.
Y si lo que se requiere es “congelar el tiempo” para mantener las propiedades de sus productos, como buen comerciante debe conocer más detalles de la tecnología que lo ayudará a preservar su mercadería en óptimas condiciones y cumpliendo todas las normas.

“Un equipo para congelar es una máquina que reduce la temperatura del producto o alimento a conservar por debajo del punto de congelación y que normalmente trabaja con el rango de temperaturas de -6° C a -20° C”, detalla Cristián Clarke, académico de la Escuela Mecánica y Electromovilidad de Inacap, sede Santiago Sur, para explicar la función que cumplen estos equipos.

Equipos verticales y horizontales

En el mercado existen congeladoras verticales y horizontales que ayudan a optimizar el espacio disponible según las necesidades. “Se venden por capacidad volumétrica, por lo tanto, es importante saber el volumen de los productos y alimentos a congelar al momento de la selección. También es importante la certificación de la SEC, su nivel de eficiencia energética, el tipo de refrigerante que usa, etc.”, indica Clarke.

Importante también es que el equipo cuente con la respectiva etiqueta de eficiencia energética. “Lo ideal es elegir un congelador que utilice refrigerante natural para minimizar el impacto medioambiental, además”, agrega.

Y como los productos más comunes a congelar son los cárnicos, frutas, verduras y helados, entre otros, se recomienda el uso de contenedores y/o bolsas con cierre hermético para evitar mezclar olores entre los productos o contaminación cruzada entre ellos. “Ahora, la interrupción de la cadena de frío es de cuidado, también. Descuidarla provocaría que el producto se deteriore, cambie de textura, de color, aparezcan hongos, bacterias e incluso virus; por ello la temperatura recomendada para la conservación de congelados es de -18° C”, enfatiza el especialista en estos temas.

Y si de novedad se trata, principalmente en estos equipos, está “el refrigerante natural tipo hidrocarburo (R-600a) que utiliza la mayoría, junto con el motocompresor con tecnología inverter, que aumenta la eficiencia energética, ya que este tipo de tecnología permite que el motor acelere o disminuya sus RPM (revoluciones por minuto) en función de la temperatura que requiera el producto al interior del congelador”, aconseja Clarke.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo