Tecnologías que debe sumar el almacenero para sacarle mejor rendimiento a su negocio

“No puede dejarse llevar por la ‘aplicación de moda’ o por la que es gratuita, debe buscar aquellas que den respuesta a sus necesidades específicas”, asegura Miguel Sanhueza, de Utem Virtual.


Como un “circulo virtuoso que permite obtener más beneficios” define Miguel Sanhueza, director de Utem Virtual, la incorporación de herramientas tecnológicas como internet, smartphones y computadores al almacén de barrio. “La red permite acceder a un sinfín de nuevas oportunidades ya sea con proveedores o clientes. Aprovechar el teléfono móvil en labores del negocio genera un plus a las actividades cotidianas de venta, mientras que un pc o notebook permiten administrar los diferentes flujos de insumos y/o el reparto de productos a clientes de una manera más fácil para quienes no necesariamente se manejan con las aplicaciones de los celulares”, explica.

Consultado respecto de qué tipo de aplicaciones debería sumar el comerciante a su negocio, el académico de la Universidad Tecnológica Metropolitana plantea que “debe buscar aquellas que efectivamente den respuesta a sus necesidades específicas, no puede dejarse llevar por la ‘aplicación de moda’ o por la que resulte ser gratuita. Es necesario que identifique sus requerimientos, por ejemplo, que defina si la quiere para interactuar con proveedores o para trabajar con clientes. Si son estos últimos, han crecido mucho las formas de pago desde las antiguas máquinas de Transbank hasta la utilización de códigos QR, transferencias electrónicas, uso de tarjetas y también está creciendo el pago por intermedio de aplicaciones insertadas en los dispositivos móviles”.

“Por otra parte, si el dueño desear reponer sus estanterías, existen aplicaciones genéricas que le permiten encontrar diversos proveedores que incluso incorporan delivery, y otros más especializados con sus propias páginas que permiten que la facturación sea directamente por vía electrónica evitando el flujo de efectivo”, complementa.

Delivery

En cuanto a qué conviene más para el almacén, si crear su propio servicio de delivery o contratar uno ya existente, Miguel Sanhueza apunta que “todo dependerá de su flujo y del tipo de contrato. En estos casos es bueno verificar las condiciones de quienes le ofrecen el delivery, pues si se generará una alta producción probablemente le implicará contratar más personas para reparto y puede que la gestión se complique. Por otro lado, si es un reparto familiar a veces estas instancias se suplen a partir de una aplicación básica local, tipo ‘google maps’ que ayude a quien está desempeñando el rol de delivery local. O incluso un simple Whastapp, si es un proveedor en una villa”.

Sin embargo, para que la incorporación de estas nuevas herramientas complete el “círculo virtuoso” del que habla el docente falta un aspecto esencial: que la compra llegue a su destino. No hacerlo a tiempo o que lo haga en mal estado puede terminar incluso por dañar la imagen del almacén.

Por ello, el director de Utem Virtual detalla que existen muchas app que ayudan a mejorar la logística de entrega de los productos, “principalmente las creadas en Europa y Estados Un idos y que después se difundieron hacia Sudamérica. Entre ellas pueden estar Delivery Status Touch , Package Buddy  o JumpTrack. Y no se deben dejar de lado las aplicaciones nativas que pertenecen a las empresas como Uber, Cabify u otras, que ya tienen incorporadas instancias de apoyo en los viajes”.

Administración

El académico también apunta que las app o softwares diseñados para mejorar la administración del negocio sólo son útiles “si se usan bien. Si se aplican en los problemas que efectivamente se tienen, considerando la relación con proveedores y clientes. Sin duda pueden ser un instrumento que apoye el trabajo en el almacén en estos nuevos tiempos que se están viviendo”.

Y a continuación ahonda en el tema y explica que para el comerciante es muy importante no dilatar más la digitalización de su almacén, “porque el tiempo que se vive demanda de nuevas estrategias para aplicar en la venta de diversos productos, porque al vecino le sale más fácil encargarlo por WhatsApp o por la aplicación, y porque los modelos de negocio están cambiando. En resumen, las estrategias de venta digital llegaron para quedarse y cuando volvamos a la normalidad un porcentaje importante de este tipo de venta permanecerá”.

“Ahora bien, si uno lleva esto al siguiente nivel, por supuesto puede observar ejemplos como la distribución a partir de drones o autos delivery sin conductor, como lo propuesto por empresas japonesas para el año que está comenzando”, concluye Sanhueza.

#Tags


Seguir leyendo