¿Por qué es tan importante la aislación en todo proyecto?

Autor: Iván Urbina

Tanto la aislación térmica como la acústica son de vital importancia dentro de cualquier obra. Alejandro Galaz, constructor de Duoc UC, detalla cuán trascendental es cada una.


En el área de la construcción, la aislación de un espacio se divide en dos: aislación térmica y aislación acústica. Sus objetivos son, respectivamente, poder disminuir vibraciones acústicas entre cada recinto, y además poder mantener las temperaturas.

Ante esto, podemos definir que una buena aislación se produce cuando reforzamos los puntos clave en las partidas de la construcción, los cuales pueden ser en cubiertas, estructuras livianas y suelos.

Aislación térmica

Todo tipo de construcción está sometida a cambios de temperaturas, y es de alta importancia definir para qué se ocupará el recinto, ya que depende de esto el tipo de materialidad que utilizaremos para aislar la habitación.

En la construcción, esta protección está dada por la incorporación de la aislación térmica e inclusión de la barrera de vapor sobre todo en sectores que tenemos la incorporación de equipos de climatización.

La aislación térmica tendrá como fin evitar los cambios bruscos de temperatura, disminuyendo la fuga o el ingreso de calor desde el interior al exterior o viceversa, lo que dependerá de la estación del año y de la zona climática en donde se sitúe la construcción. Por otra parte, y como resultado del uso de la vivienda, existirá una fuerte generación de vapor de agua o humedad, producto de actividades cotidianas tales como respirar, cocinar, calefaccionar, ducharse, etcétera. Como esta humedad no debe ingresar a los muros, se debe instalar una barrera de vapor continua, la que, además, deberá permitir que cualquier fuga al interior del panel desaparezca.

Los objetivos parciales que busca la aislación térmica en la construcción son los siguientes:

1. No permitir el ingreso de humedad desde el exterior hacia el interior, no necesariamente de zonas expuestas, sino que también en sectores húmedos dentro de la edificación, como ejemplo baños o cocinas.

2. Retardar el ingreso de calor. No quiere decir no traspasar, pero se podrá manejar que la temperatura demore en ingresar a los sectores.

3. Permitir la evacuación normal del vapor del agua.

Aislación acústica

Si buscamos separar ambientes y dejar fuera los ruidos de nuestros recintos, es muy importante considerar la aislación acústica, sobre todo de ruidos molestos que pueden venir desde el exterior o viceversa. Esto usualmente se da en recintos que están destinados para la ubicación de sistemas de maquinarias, como generadores, los cuales se ubican en salas dentro de recintos habitables, pero estos se deben aislar para no permitir que el sonido salga al exterior.

Al momento de aislar, dependemos de tres parámetros principales. Estos son: el diseño arquitectónico, el cual estará dado por quien es responsable del diseño del espacio; el procedimiento constructivo, y las propiedades acústicas de los materiales que utilizaremos en la aislación. Estos dos últimos puntos van de la mano, ya que el buen procedimiento constructivo va dirigido en base a la ficha técnica del material que queremos utilizar para cubrir nuestra aislación acústica.

Lo que se busca en la aislación es poder reducir las transmisiones sonoras aéreas. El acondicionamiento acústico es primordial para que las actividades asignadas para el espacio se realicen correctamente. Esto significa controlar las reflexiones producidas por ruidos generados en el interior.

El aislamiento acústico se debe resolver antes que el acondicionamiento, tanto en la etapa de proyecto como en la construcción. Acá es donde los profesionales del área acústica nos entregan sus proyectos mediante sistema de medición: generalmente la aislación acústica es de alta importancia en sectores de almacenamiento de maquinaria, cines y salas de ensayo.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo