Así son las techumbres más utilizadas en la construcción

Autor: Iván Urbina

Si para combatir el invierno quiere cambiar el material de su techo y aún no encuentra el producto ideal, esta nota podrá guiarlo en su decisión final.


La techumbre es la estructura ubicada sobre el cielo de la construcción, y su función es cubrir la vivienda del exterior y aislarla de las temperaturas, vientos, lluvias y/o nieve. Está compuesta principalmente por vigas que sostienen la estructura de cerchas y cubierta, que, con su pendiente, nos permite evacuar las aguas lluvias.

Dependiendo de la zona en que se encuentre la vivienda, se tendrá que aplicar una mayor o menor pendiente, ya que, si nos encontramos en una zona muy lluviosa, la techumbre deberá tener una pendiente mayor.

Los materiales más utilizados para revestir nuestros techos y sus características están a continuación.

Planchas de zincalum

Las planchas de zincalum son láminas delgadas de acero, revestidas por ambas caras por una capa de aluminio y zinc, lo que le otorga una gran resistencia a la corrosión. Algunas de sus ventajas son:

– La durabilidad del producto es uno de sus principales atributos. Si se compara una plancha galvanizada (recubierta sólo con zinc) con una plancha de zincalum, esta última tiene una vida útil cuatro veces superior, para un mismo espesor de recubrimiento.

– Aprovechamiento total del material sin riesgos de pérdidas por posibles daños durante el manejo, transporte, almacenamiento y montaje.

– Bajos costos de instalación. Dado a su alta resistencia, permite una distancia entre costaneras mayor que la requerida por otros materiales.

– Mínimos costos de mantención y reposición gracias a su resistencia a impactos, movimientos sísmicos, deformaciones y cambios de temperatura.

– Son livianas, llegando incluso al 10% del peso de una cubierta tradicional.

Menores costos de transporte, especialmente cuando el material se destina a regiones alejadas.

– Economiza en costos de instalación por su facilidad de manejo y colocación.

– Alta resistencia a la corrosión, lo que significa menor costo de mantención y reposición debido a la larga duración del producto instalado, al no requerir protección con pintura (excepto en ambientes muy agresivos).

– Alto valor residual por la recuperación del producto, si es necesario desmontar.

Planchas de fibrocemento

El fibrocemento está constituido por un aglomerante (como el cemento o un silicato de calcio) reforzado con fibras orgánicas, minerales y/o fibras inorgánicas sintéticas. Hasta hace un tiempo, las fibras de refuerzo del fibrocemento eran de amianto o asbesto, pero al demostrarse el efecto cancerígeno de esta sustancia, se empezaron a usar otros materiales, principalmente la fibra de vidrio. Algunas de sus ventajas son:

– Las placas de fibrocemento son impermeables y fáciles de cortar y perforar. Se utilizan principalmente en construcciones como material de acabado.

– Es un material relativamente económico y muy ligero, por lo que se utiliza ampliamente en la construcción de almacenes.

Policarbonato

Las placas de policarbonato, como su propio nombre indica, están hechas de policarbonato. Este material es un tecnopolímero, elemento aislante traslúcido o transparente, que es muy maleable en frío y muy resistente a los impactos, pero a la vez muy ligero, lo que lo hace perfecto para su transporte. Algunas de sus ventajas son:

– Resistencia al impacto extremadamente elevada.

– Gran transparencia.

– Resistencia y rigidez elevadas.

– Positiva resistencia a la deformación térmica.

– Buenas propiedades de aislamiento eléctrico.

– Elevada resistencia a la intemperie, con protección contra rayos ultravioleta.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo