Barnices y lacas: la renovacion perfecta para las maderas

Autor: Iván Urbina

Experto de Duoc UC, Carlos Catalán, comparó ambos elementos y desglosó cada una de sus propiedades de acabado en las maderas.

Al momento de una renovación y/o terminación de un mueble o cualquier otro elemento de madera, generalmente utilizamos el barniz o la laca. Estos son productos diferentes, con distintas propiedades y que pueden no ser adecuados para todos los usos que pensamos.

El barniz es un producto famoso por ofrecer acabados de alta calidad, y también por mantener la apariencia natural de la madera. Con el barniz conseguiremos un acabado resistente, duradero y también de apariencia natural.

Igual como sucede con la pintura de poliuretano, lo podemos encontrar al agua o en aceite. Se utiliza mucho en ambientes de decoración rústicos, en puertas y ventanas, y también en mobiliario de exterior.

Por otra parte, la laca es un producto de origen natural, que aporta a la madera una capa protectora de color ámbar. No se recomienda usarlo para los muebles de la cocina, ya que, a pesar de ser muy resistente a los golpes, no tiene buena resistencia a los elementos químicos (como los productos de limpieza), ni a las altas temperaturas que se dan, en general, en esta habitación.

Antiguamente, se utilizaba con mucha frecuencia, pero al pasar el tiempo, fueron apareciendo nuevos productos con mayores y mejores características. Hoy en día el uso de la laca está en muebles más sofisticados, orientados mucho más a la estética que a la funcionalidad.

Este producto se aplica por lo general con brocha o algún trapo.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo