Conoce los mejores consejos para un correcto montaje de puertas

Autor: Iván Urbina

Experto identificó los problemas más comunes en la instalación de accesos y dio algunos tips para evitarlos. Además, habló sobre la seguridad y los avances tecnológicos en aberturas.


En cualquier construcción las puertas son fundamentales, ya que nos sirven como acceso a esa edificación o para trasladarnos de un ambiente a otro.

Existen muchos tipos de puerta, aunque los materiales más comunes en su estructura son maderas y aluminio. Antes de elegir cualquier alternativa, es indispensable conocer si queremos un acceso para interior, exterior o escape.

“Para poder cumplir con las normativas, las puertas en Chile deben tener una cierta resistencia al fuego, en conjunto con un montón de cosas y condiciones de seguridad para el acceso y la salida de la vivienda. Cada una de ellas tiene distintas performance, quincallerías y normas para poder cumplir su función”, explicó Carlos Aguirre, director de la Escuela de Construcción de la Universidad de Las Américas, asegurando que debemos tener en cuenta factores como el tipo de vivienda y el peso de cada una de las puertas, considerando el material con el que están constituidas.

Además, es esencial una buena instalación de las bisagras, colocación de aleros y una protección en contra de los agentes externos directos en las puertas.

“En el mercado, en general, existe una cantidad importante de productos como barnices y pinturas que pueden mejorar el performance de la puerta, pero siempre hay que tomar una condición más preventiva. En el fondo, es importante que las puertas no estén a rajatabla en la calle, sino que tengan un pequeño alero que les permita mantener una cierta protección”, señaló Aguirre, quien también es investigador del Centro de Producción del Espacio de UDLA.

Consejos prácticos

Uno de los problemas más comunes en la instalación puertas queda de manifiesto después, cuando los dueños de casa se dan cuenta que la puerta roza en alguno de sus extremos, lo que provoca que hasta no cierre bien en ocasiones. Muchas veces este inconveniente no tiene que ver con un error en la instalación, sino que con anomalías en el rasgo de la puerta.

“En la gran mayoría de los casos, no es que la puerta se haya hinchado o que haya tenido problemas dimensionales, sino que el problema proviene del rasgo, porque este rasgo no está octogonal, no tiene 90 grados en las esquinas, o en su defecto tiene problemas dimensionales: por ejemplo, arriba mide 80 cm y abajo mide 79,98 cm. Un milímetro, en ese caso, te causa problemas, porque cuando las puertas se compran industrializadas tienen tolerancia de menos de un milímetro”, aseveró el docente.

Otro de los errores que se cometen es dejar una puerta chueca, lo que se puede dar, principalmente, al no elegir las bisagras correctas considerando el tipo y peso de la puerta.

“La recomendación es que consulten al ferretero o consulten a los manuales de las distintas empresas que venden puertas y quincallerías que en general son bien detallados, son manuales bastante robustos en términos de la explicación para poder ocupar unos u otros”, cerró el profesor.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo