Despeje dudas para arrendar maquinaria de cualquier tipo

Autor: Iván Urbina

Una de las claves a la hora de recurrir al alquiler o la compra es el costo, el tipo de trabajo que se va a ejecutar, así como el tiempo que se vaya a tomar la obra.


En tiempos de crisis sanitaria que, a su vez, aprieta con un problema económico, surge la pregunta de comprar arrendar maquinaria para la construcción, sea liviana o pesada.

Duda que ya estaba siendo despejada por la masificación y el avance tecnológico, que han puesto a la mano de los maestros independientes el contar con su “ayudante mecánico”, sea chico, mediano o grande.

Pero igual queda pendiente la pregunta de cajón: ¿Conviene más arrendar o comprar maquinaria? Lo cierto es que dependerá netamente del trabajo que el maestro quiera realizar y por cuánto tiempo se extenderá.

“El arrendar o comprar un equipo o maquinaria de construcción dependerá de varios factores a considerar antes de elegir la opción que más nos convenga. Las características y tipo de proyecto, como por ejemplo el plazo de ejecución de este. Si el proyecto considera poca duración, siempre será más conveniente el arriendo, excluyéndose así de los costos de obra de mano, insumos, instalaciones y equipos adicionales para su mantención, siendo un aspecto relevante para considerar”, explicó Luis González, jefe nacional de la Especialidad en Construcción del Instituto AIEP.

Además, agregó que las crisis económicas pueden ser clave a la hora de la decisión de arrendar o comprar maquinarias. “Si el factor económico tiende a la baja, impactará significativamente en el cliente, siendo su mejor opción el arriendo, a fin de reducir sus costos de operación retornando el equipo arrendado, y no tener que costear una cuota de un activo fijo sin producción. Mientras que la opción de compra, en términos de rentabilidad, se recomendará si el proyecto tiene una durabilidad mayor a un año, y el interés de la empresa por tener activos”, sostuvo el docente.

Ojo con los factores

Luis González, además se dio el tiempo de explicar qué debe hacer para arrendar la maquinaria liviana o pesada, algo muy habitual dentro de las faenas.

“Para tal efecto, lo primero que debemos tener en claro, en el caso de las maquinarias, es saber qué tipo de trabajo necesita realizar, el rendimiento que se desea obtener y, por último, conocer las condiciones del terreno a fin de seleccionar el correcto tamaño del equipo sin perjudicar su maniobrabilidad durante su uso”, señaló el experto de AIEP.

Añadió que cada empresa dedicada al arriendo de maquinarias señalará “los requisitos que deberán cumplir las empresas o persona natural para acceder a un crédito de arriendo, últimos 12 IVA, constitución de la empresa, balance del año anterior, RUT, representante legal y contratos vigentes. Los cuales, generalmente, contarán con sistemas de pagos mediante orden de compra a 30 días”.

Seguir leyendo