La alta resistencia que brindan los perfiles metálicos

Autor: Iván Urbina

Experto de UTEM explicó cómo deben usarse estos fierro, los que pueden ser ocupados perfectamente para construir las cadenas de una edificación.


No hay que ser adivino para saber que en Chile puede haber un sismo de gran magnitud en cualquier momento. Por ello es que cada construcción que se haga, sea de casas o edificios, debe tener un alto grado de resistencia, y los materiales empleados deben ser siempre los mejores.

Uno de los elementos que se suele ocupar cada vez más en las obras chilenas son los perfiles metálicos, que en su multiplicidad de formatos pueden emplearse para construir desde protecciones para ventanas, hasta las cadenas de una casa o edificación.

El acero, al ser uno de los elementos más resistentes del mercado, hace que los perfiles otorguen reales garantías a las construcciones.

“Los procedimientos más comunes de fabricación industrial del acero son: laminación en frío o en caliente, pasando el acero por una serie de rodillos que le acaban dando la forma deseada al perfil; por extrusión, haciendo que el acero pase por un “agujero” con la forma del perfil que necesitamos, y mediante moldes, en los que se vierte el acero fundido para que tome la forma requerida”, explicó David Blanco, académico del departamento de Ciencias de la Construcción de UTEM.

Actualmente, muchos maestros prefieren el uso de perfiles metálicos por sobre otras opciones como la madera, debido a sus grandes virtudes.

“Los perfiles metálicos tienen muchas ventajas, de entre las que destacan: alta relación resistencia-peso (nunca podremos hacer un rascacielos con estructura de madera y sí con estructura de acero); es muy fácilmente reparable-soldable; se puede reciclar y reutilizar y también que son estructuras prefabricadas, por lo que llegan a la obra y su montaje es muy rápido”, aseguró el académico, quien también es director del Magíster de Eficiencia Energética y Sustentabilidad.

Cómo usarlos

Dependiendo del tipo de perfil, estos pueden unirse mediante dos maneras: a través de sujeciones como pernos o tornillos (si es que tienen agujeros), o bien por medio de soldaduras.

En cuanto a los cortes, depende netamente de la anchura del fierro a dividir. “Dependiendo del grosor, de los perfiles de acero se pueden cortar con tijeras especiales para espesores pequeños, para espesores normales con galletera o sierra eléctrica y para espesores mayores, con soplete”, señaló Blanco.

A pesar de que es muy difícil que los perfiles se enchuequen o contraigan una vez instalados, hay una probabilidad que esto ocurra si es que se exponen directamente a altas temperaturas o presiones. Por ello, el experto de UTEM dio algunas recomendaciones para reforzar una viga de acero.

“Puede ser recreciendo su sección, por lo que tendrá una mayor resistencia. También se puede reforzar con otros perfiles metálicos o con láminas metálicas, o incluso cambiando el esquema estructural para que ese elemento no reciba tantas solicitaciones”, detalló.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo